El mismo azul de siempre

29LR3296
Por:

Pasó la “crisis” ante la iracunda opinión pública. Ellos saben que el tiempo “cura todo”, o así lo creen al menos. Se tomaron varias semanas para elegir un nuevo director deportivo y dejar que se enfriaran las críticas.

Tras enfrentarse ridículamente ante los medios, y dejar en público claras discrepancias, Billy Álvarez, su hermano Alfredo y el inefable Víctor Garcés han vuelto a comandar el barco en sintonía; el feliz y despreocupado tridente que tiene a Cruz Azul con 22 años de sequía sigue al poder.

Luego del desfile de un montón de nombres, han apostado por Jaime Ordiales, que se cuenta, es un hombre cercano al megapromotor Carlos Hurtado, ha sido el elegido. Ésa tal vez sea su gran virtud.

Ordiales tiene un récord difícil de igualar, incluso en este futbol mexicano, en el que las identidades se diluyen fácilmente y no extraño que algunos directivos cambien de camiseta.

Y es que si como jugador, Jaime portó más de 10 uniformes diferentes, como “director deportivo” ya presume pasos por América, Necaxa, Guadalajara y Querétaro, y cuesta calificar su trabajo de exitoso, al menos en la recolección de títulos de Liga, eso que le urge a los Cementeros.

No importa. Al final, según parece, Ordiales será apenas un vocero o intermediario de lo que decidan sus superiores, cuyos amplios conocimientos futbolísticos son generosamente utilizados para hacer grandes negocios

futbolísticos.

Cruz Azul ya tiene varios refuerzos, de cara al Clausura 2020, que arranca la próxima semana; llegaron el uruguayo Pablo Ceppellini y el mexicano Sebastián Jurado; y desde Querétaro se incorporan Luis Romo y seguramente Ake Loba.

Se trata de un nuevo intento de Cruz Azul por llegar a un sitio diferente, haciendo lo mismo de siempre y comandado por los mismos de siempre…

[caption id="attachment_1078844" align="alignnone" width="696"] Rodríguez y Giménez celebran una anotación. Foto: Especial[/caption]