La mala copa: los Bacardí

AT, o pollitos en fuga
Por:

Dos familiares directos de Facundo Bacardí Massó, el fundador de la famosa marca de ron, están en el ojo del huracán, acusados de tramar un presunto fraude por 500 millones de pesos, a través de esquemas de “pirámides de inversión”; con los que atrajeron a amigos que creyeron en la prosapia de un apellido de alta alcurnia. Lo que ha trascendido es que Alfonso Caram y su esposa, Alejandra Argamasilla F. Bacardí, crearon ese sistema alterno de captación que funcionó hasta que sus depositantes se percataron del modo estrambótico de vida de sus inversionistas y las dificultades para obtener los beneficios ofrecidos.

Por tanto, empezaron las demandas, pero no han fructificado en contra de ambos personajes, pues se dice que el padre de Alejandra, Amaro Argamasilla Bacardí (representante legal de la compañía en México) ha intercedido en las instancias legales mexicanas para evitar la actuación de la justicia.

Los fantasmas de Playa Espíritu. Pues sí, Fonatur, que dirige Rogelio Jiménez Pons, ya indaga cómo se realizó la sospechosita compra del rancho Las Cabras, del exgobernador sinaloense Antonio Toledo Corro, en 119 millones de dólares durante la administración de Felipe Calderón para crear el Centro Integralmente Planeado (CIP) de Playa Espíritu.

Existe la impresión —y eso se ha hecho saber a la Secretaría de la Función Pública de Irma Eréndira Sandoval— que la compra realizada en el Fonatur de Miguel Gómez Mont tuvo un sobreprecio extraordinario en relación a los valores catastrales y comerciales de 2008.

Aunque se pensó en hacer ahí un enorme complejo turístico, el hecho es que una década después no se ha podido comercializar un solo metro del polígono.

Aeromexico, tecnología y ambiente. La nueva es que los pasajeros de Aeroméxico que así lo deseen, y sin costo, podrán utilizar los servicios de mensajería electrónica (WhatsApp, Facebook Messenger e iMessenger) durante sus vuelos internacionales al conectarse al wifi de la flota de aviones Dreamliner.