La pausa del verano

Fuerza Nico
Por:

Con la coronación del Liverpool en Madrid se bajó el telón de la temporada 2018-2019 en las principales ligas del mundo. El monopolio de éxitos siguió en Alemania, Francia e Italia, con los títulos de Bayern, PSG y Juventus, respectivamente. En Inglaterra y España, los monarcas Manchester City y Barcelona dejan la huella para una posible dinastía; pero en ambas Ligas resultará más complicado repetir el próximo año.

Las grandes decepciones fueron el Barcelona, el Real Madrid y la final de la Champions; del Real Madrid resalta la capacidad de autodestrucción que puede generarse desde un vestuario por fichajes innecesarios y por la inestabilidad de los futbolistas y sus egos. El Barcelona no pudo superar los traumas del pasado y volvió a ser despedazado en tan sólo 90 minutos.

La final de la Champions League ocupa un puesto en el podio de decepciones, por la expectativa generada por los antecedentes de la competición. Los duelos memorables que se vivieron en las fases previas provocaron elogios de todas partes del mundo; incluso se hablaba de que era “la mejor Champions de la historia”. Al parecer, el gol tempranero provocado por una extraña jugada desorientó a todo mundo.

Lo mejor, sin duda, fue el Ajax y su futbol mágico con el que venció a rivales como Bayern, Real Madrid y Juventus. Junto a los holandeses, el Liverpool es de lo mejor de la temporada; los 97 puntos históricos de un segundo lugar en la Premier y recuperar la corona de Europa hicieron de los Reds y Klopp justos vencedores, a pesar del futbol conservador en el Wanda. Hace un año le jugaron al tú por tú al Real Madrid y se fueron con las manos vacías. Lo dijo el entrenador alemán en la previa: “Kiev fue la mejor lección de todas, ahora será diferente”.

Ahora, cambiemos de chip, porque es turno de mirar lo que este verano nos trae durante la pausa liguera. Sobresale el interés que genera lo que ha preparado Gerardo Martino para su debut oficial con el Tricolor en la Copa Oro. La gran duda es sacerca de las bajas y desinterés de jugadores clave que en el pasado vistieron la camiseta nacional. Las malas sensaciones que esto ha provocado podrían ser motivo para que el exseleccionador de Barcelona y Argentina comience a cuestionarse desde muy pronto su permanencia en el Tri.

Para muestra del futuro, el Mundial Sub-20 y la desastrosa actuación del equipo mexicano. Siempre existirá la posibilidad de que tus rivales te superen, que no se sume ni un punto, pero lo preocupante es la manera en la que esto sucedió en Polonia. Tres derrotas, cero puntos y mucha apatía. Al parecer, ya no es suficiente el estímulo de representar a tu país en una competencia internacional. Un síntoma que no puede pasar desapercibido.

La Federación Mexicana de Futbol jamás comprendió a los millennials, entiéndase a los Dos Santos y Carlos Vela, por ejemplo, y ahora tiene la titánica misión de descubrir los alicientes que requiere la “Generación Z”. Entender de raíz todo lo que se mueve en el interior de las mentes de estos chicos puede ser la diferencia entre un Mundial de cero puntos o trascender deportivamente. Ya veremos el desenlace de esta Copa Oro y el panorama que se dibujará.