Las oposiciones

Pueblos sin presupuesto
Por:
  • Obdulio-Avila

La oposición partidista en la Ciudad de México formalmente está representada por el PRD, PAN, PRI, MC y el PV. Morena, PT y el PES forman parte de la coalición gobernante. Movimiento Ciudadano cuenta con una alcaldía, Milpa Alta, pero carece de grupo parlamentario. El Partido Verde posee una bancada local pero no un gobierno. Los tres partidos señalados al inicio tienen en su haber, fracciones parlamentarias y gobierno.

El PRD enfrenta el enorme reto de retener Coyoacán y Venustiano Carranza. En la primera de sus alcaldías, semillero de cuadros de izquierda desde hace décadas, y cantera perredista que le dio su distrito local más rentable en el país, el 31 local, que abarcaba la zona conocida como los Pedregales; sufre la lejanía y el desencuentro del alcalde con el equipo político que lo postuló. En el 2015, le ganó a Morena la plaza con una diferencia de 4 puntos porcentuales; en el 2018, le volvió a ganar - ahora con la coalición con el PAN y el PRD - con una diferencia de 10 puntos. Los votos azules fueron definitorios para la victoria.

El PRD en Coyoacán ha sufrido una herida que puede ser letal. Su consolidación electoral estuvo marcada por una estrecha coordinación del partido con el gobierno delegacional. Actualmente, si pretende seguir siendo opción en la tierra del coyote, deberá hacer política con  herramientas ajenas al apoyo gubernamental. Si, no logra reinventarse en su manera de trabajar territorialmente y prestigiarse socialmente; es poco probable que vuelva a ganar, lo anterior tiene un enorme peso porque lo desfonda en la ciudad, perderían una demarcación territorial con un padrón electoral de 566,105. La anterior cifra, es superior a  estados como Baja California Sur, entre otros.

Venustiano Carranza es gobernada por el mismo grupo político desde el 2003, con sólo una variación interna; la líder que lo formó  fue defenestrada, y desde el 2006, Julio César Moreno tripula al equipo que cada tres años se ha alzado con la victoria. Es una alcaldía con un alto porcentaje de presencia perredista, producto del fuerte trabajo con líderes y en colonias. En esta plaza amarilla no existe ruptura entre gobierno y grupo porque la cabeza es la misma persona, pero habrá que esperar si deciden militar en la dura trinchera de la oposición o deciden arriar bandera y unirse a Morena.

En apretada síntesis, el partido de oposición en la ciudad que más población gobierna, ha sido noqueado en Coyoacán con la desafección del alcalde, y en su segunda posición, la lealtad puede verse empañada por la necesidad de los  recursos del gobierno de la ciudad, y de  aseguramiento de la vigencia política del grupo gobernante.

El PAN se ha reducido a su plaza más leal electoralmente, Benito Juárez; sus oportunidades de recuperar Miguel Hidalgo o Cuajimalpa o volver a crecer en Coyoacán, Álvaro Obregón y Tlalpan son amplias; siempre y cuando se trabajen.