Llegan los Arieles del cine mexicano

El Oscar
Por:

El próximo lunes 24 se realizará en la Cineteca Nacional, la 61 entrega del Ariel, el premio más importante del cine mexicano. Su nombre evoca la libertad y la cultura latinoamericanas, y proviene del popular libro homónimo del uruguayo José Enrique Rodó.

El galardón nació en 1946 y su historia ha sido reflejo del auge y decadencia de la cinematografía nacional. Surgió en plena época de la llamada Época de Oro, cuando las películas combinaban un fuerte sabor popular, arrastre taquillero y calidad narrativa. La primera ganadora a Mejor Película, La barraca, adaptada de la novela del español Vicente Blasco Ibáñez, es un claro ejemplo: un drama social, pasiones y conflictos humanos, trazados por la habilidad técnica del director Roberto Gavaldón. No sobrevaloro esa época. Fue un cine de innegables méritos pero también de cierta ingenuidad y manipulación sentimental.

A partir de 1959 el Ariel se suspendió durante 13 años, lo que coincidió con un declive de calidad y agotamiento argumental. La ceremonia se reanudó en 1972, como parte del impulso a la industria en el gobierno de Echeverría, que permitió el surgimiento del que se denominó Nuevo Cine Mexicano, un movimiento renovador en estilo y temática. Un cine de mayor compromiso social, que nos dejó valiosas obras. Pero a partir de los 90, el cine mexicano entra en profunda crisis, la estridencia suple la creatividad, la pretenciosidad se impone, el público le da la espalda. Mientras hay una tendencia al elitismo pedante, en el otro extremo prevalece la frivolidad y la banalidad.

El Ariel ha perdido la relevancia que llegó a tener. Sin impacto en el público, a veces pareciera que es un galardón movido por el cuatismo. Este año, nadie lo duda, Roma arrasará con los premios. Ojalá sirva para volver a suscitar el interés del público. Tiene 15 nominaciones y está a años luz de calidad del resto de las nominadas. Pero por otro lado, es incomprensible y no abona a la credibilidad del premio, que una cinta tan mediocre como Las niñas bien tenga 14 nominaciones, incluyendo Mejor Película.

Este año Roma ganó 3 Oscar: Mejor Película Extranjera, Director (la 1a vez que esta categoría la ganó un filme no hablado en inglés) y Fotografía, ambos para Alfonso Cuarón. La Academia británica le otorgó el Bafta a Mejor Película general. Es imposible que no gane el Ariel. Yalitza Aparicio y Marina de Tavira, ambas nominadas al Oscar, deberán ganar como mejores actrices estelar y de reparto, respectivamente. La película debe romper el récord de estatuillas, que ostentan, con 11, El callejón de los milagros y Amores perros.

*Mi lista de las 10 mejores ganadoras del Ariel, ya considerando que ahora lo será el filme de Cuarón: Los olvidados, Roma, Amores perros, El laberinto del fauno, El lugar sin límites, La perla, Una familia de tantas, Actas de Marusia, La barraca y El castillo de la pureza.