Maduro en México

BAJO SOSPECHA

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  

Faltan 24 días para la toma de posesión del Presidente  Andrés Manuel López Obrador. Para estos eventos y, a lo largo de distintos sexenios, son convocados mandatarios de varios países. 

Andrés Manuel busca que el próximo 1 de diciembre, día en el que tomará protesta como Presidente constitucional, sea un momento histórico; un referente en América Latina y el mundo.

Pero la fecha de la toma de posesión coincide con la reunión del G20, que será en Argentina y que se clausura justo un día antes. A esta reunión asisten los mandatarios de los países de las economías más fuertes y que cuentan con un desarrollo relevante.

Entre los presentes estarán Donald Trump, de Estados Unidos; Angela Merkel, de Alemania; Emmanuel Macron, de Francia; Vladimir Putin, de Rusia; Teresa May, de Inglaterra; entre muchos otros. Lo cual hace difícil la invitación de cualquier mandatario de los países del G20 a México. 

 México es parte del G20 y es importantísimo que estemos incluidos en este grupo. El Presidente electo, López Obrador, está invitado a la reunión, el problema es que como no va a usar el avión presidencial, no hay forma que pudiera ir y regresar a su evento. Pero esa es otra historia. 

Regresemos a la toma de posesión de López Obrador el próximo 1 de diciembre. El pasado viernes 26 octubre, Marcelo Ebrard, futuro secretario de Relaciones Exteriores, confirmó la asistencia de al menos 15 jefes de Estado y tres vicepresidentes.

Entre la lista de personajes confirmados estaban Iván Duque, presidente de Colombia; Evo Morales, mandatario de Bolivia; Kim Yong Nam, presidente de la Asamblea de la República Popular Democrática de Corea del Norte; así como el vicepresidente de Estados Unidos, Michael Pence; pero hubo un nombre que de inmediato causó reacciones de todo tipo, se trata de Nicolás Maduro, presidente de Venezuela.

De inmediato, el anuncio provocó una ola de rechazo en redes sociales. Las razones son más que obvias; de la mano de Maduro, Venezuela representa la crisis humanitaria del Continente Americano. 

Hoy en día, los venezolanos se están muriendo debido a la escasez de alimentos y medicinas. De acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, la inflación en el país sudamericano podría alcanzar este año el millón por ciento. El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) estima que cada día 5 mil personas abandonan el país; mientras que un estudio realizado por The Economist, señala que el éxodo de venezolanos podría ser peor que el de Siria, país que vive en guerra civil desde 2011.

A muchos indignó que Maduro llegue a México, pero el Presidente electo respondió: “Nosotros vamos a mantener una política de amistad con todos los pueblos y todos los gobiernos del mundo”.

Pero ¿por qué invitar a un mandatario que tiene el gobierno más desastroso para su gente, que salen por millones de su país porque no tienen ni qué comer, en donde hay una represión absoluta. Quien ha concentrado el poder de tal forma que ha literalmente acabado con la clase media de Venezuela, porque la mayoría han tenido que huir de su país, una crisis para la gran mayoría de los venezolanos que ha permitido la permanencia de Maduro en el poder? 

El rechazo por esta invitación es unánime. En Twitter se creó el hashtag #MaduroNoEresBienvenido, para manifestar el rechazo a su visita. El expresidente Vicente Fox publicó: “Dime con quién andas y te diré quién eres. En México somos hermanos de la Venezuela libre, no amiguitos del dictador que la tiene sometida”.  Y así, uno a uno se fueron sumando los mensajes de condena en contra de la visita de Maduro.

Hace un par de días, el PAN en la Cámara de Diputados presentó un punto de acuerdo para debatir la asistencia de Nicolás Maduro a la toma de protesta de Andrés Manuel; sin embargo, los diputados de Morena votaron en contra y fue turnado a la Comisión de Relaciones Exteriores.

Pero no sólo son los mexicanos los que están en contra, representantes de organizaciones de venezolanos, que residen en México, también reprochan la invitación.

Farida Acevedo, coordinadora de la organización Venezuela Somos Todos, acudió a las oficinas de transición para entregar una carta en la que se advierte que es inaceptable que Maduro pise suelo mexicano. “La presencia de Nicolás Maduro es terrible, es un personaje nefasto para la humanidad, él atenta diariamente contra la existencia de seres humanos”.

La misiva está suscrita por las organizaciones Fundación Humano y Libre, Asociación de Venezolanos en México y Venezuela Somos Todos, las cuales representan a alrededor de 34 mil venezolanos que viven en México.

Además, 19 exmandatarios de América y España solicitaron respetuosamente este martes a los presidentes electos de México, Andrés Manuel López Obrador, y al de Brasil, Jair Bolsonaro, que se abstengan de invitar a Nicolás Maduro a sus tomas de posesión. Cabe señalar que Bolsonaro no ha invitado aún a Nicolás Maduro. 

A través de un comunicado que suscribieron como miembros de la Iniciativa Democrática de España y las Américas (IDEA), recordaron a López Obrador (y a Bolsonaro) que México es integrante del Grupo de Lima, por lo que debe ser consecuente y mantener el cumplimiento de los compromisos adoptados dentro de éste sobre Venezuela.

El 8 agosto de 2017, el Grupo de Lima condenó la ruptura del orden democrático en Venezuela y la negativa de su gobierno al suministro de atención humanitaria y médica al pueblo venezolano; señalan que, bajo el régimen de Nicolás Maduro ocurren violaciones sistemáticas de los derechos humanos y las libertades fundamentales, represión y persecución política, existencia de presos políticos y falta de elecciones libres; y apoyan la decisión de suspender a Venezuela del Mercosur.

Los gobiernos de Argentina, Chile, Colombia, Paraguay, Perú y Canadá solicitaron, el 26 de septiembre de 2018, a la Corte Penal Internacional, la investigación de Nicolás Maduro Moros por la presunta comisión de crímenes de lesa humanidad, en iniciativa que respaldan, a su vez, los gobiernos de Alemania, Francia y Costa Rica.

El 29 de octubre de 2018, el Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela legítimo, en el exilio, publicó la sentencia definitiva contra Nicolás Maduro Moros por los delitos de corrupción propia y legitimación de capitales, imponiéndole una pena de prisión de 18 años y tres meses.

E informan en una carta pública que han “solicitado a la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol) que detenga a Nicolás Maduro Moros al ingresar a cualquiera de los 192 países donde opera esta organización, incluyendo México.

Lo cierto es que, a pesar de contar con reconocimiento de organismos internacionales, la legalidad del Tribunal Supremo de Justicia en el exilio no tiene facultades para solicitar al Interpol la detención de Nicolás Maduro. Pero sí demuestra el sentir de miles de personas venezolanas, que han perdido literalmente todo por tener un mandatario como Nicolás Maduro. 

Y México le envía una misiva diplomática para que sea un invitado distinguido. 

Sin duda estamos jugando al mundo al revés. ¡Qué tristeza!

Crece repudio

La gestión de Nicolás Maduro no sólo es reprobada en su país, sino que despierta indignación más allá de sus fronteras. En España, el candidato de Podemos a la Asamblea de Madrid, Íñigo Errejón, ha recibido fuertes críticas por parte de opositores venezolanos y de sus rivales políticos tras decir que “en Venezuela se come tres veces al día”, cuando un nuevo informe publicado sobre la Seguridad Alimentaria y Nutricional de América Latina en 2018 registra que Venezuela es, actualmente, el país en el que más ha aumentado el número de personas subalimentadas desde el año 2014.

Una manifestación el pasado 3 de julio en Caracas.

Dicho estudio fue presentado por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), la Organización Panamericana de la Salud (OPS), el Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas (WFP) y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura.

La población venezolana ha perdido peso en dos años. Pasa mucha hambre y se ve obligada a esperar largas filas para conseguir un paquete de harina de maíz, un producto que el Gobierno permite vender de manera limitada.

Opositores al régimen de Nicolás Maduro pedirán a Michelle Bachelet, alta comisionada de Derechos Humanos de la ONU, que viaje a Venezuela para que conozca “de primera mano”, la realidad de la crisis humanitaria y los presos políticos.

Aquí en el país, Maduro ha causado polémica por la noticia de su asistencia a la toma de posesión de López Obrador. Esta visita del venezolano ha sido reprobada por grupos políticos.

Protesta en la Cámara de Diputados
Bibiana Belsasso

Bibiana Belsasso

Soy reportera, conductora, columnista, entrevistadora y documentalista

Todos los días escribo mi columna en el Diario La Razón.

Y todas las noches desde hace 9 años transmitimos a través de ADN 40 , junto con Jorge Fernández Menéndez,Todo Personal. Un programa de periodismo de investigación, analizando a profundidad los temas de coyuntura.

He realizado más de 150 entrevistas sobre trayectoria y coyuntura a los personajes más destacados de la política, cultura y espectáculo.

Escribo para la revista de seguridad del Diario Excélsior,Código Topo,y soy co autora de dos libros: Justicia Inútil y la Élite y la Raza.

Mi próximo libro Muy Personal está ya por publicarse.
Bibiana Belsasso

Latest posts by Bibiana Belsasso (see all)

Compartir