Miércoles 2.12.2020 - 09:25

Más deuda en 2020 y difícil meta en superávit

Más deuda pública otro síntoma del Covid-19
Por:

La olla exprés… A sólo dos semanas de la entrega del Paquete Económico 2020, las presiones parecen acumularse.

La realidad es que en adición a las tensiones de gasto que año con año aprietan el espacio fiscal, para el 2020 el cúmulo de propuestas presidenciales podrían quebrar el frágil equilibrio que se mantiene en las finanzas públicas.

Puntualmente se calcula que el presupuesto que se presentará el próximo 8 de septiembre podría rondar entre los 6.1 billones de pesos y los 6.3 billones de pesos, el 23.5% del PIB.

No obstante, buena parte de estos recursos ya se encuentran comprometidos por lo que será una labor imposible el dar lugar a nuevos proyectos en materia de salud, educación e infraestructura y sostener de los que ya se tienen…

Mucho gasto… Héctor Villarreal, cabeza del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), deja ver que sólo en aportaciones, apoyos a empresas productivas del Estado y pensiones se van el 12% del PIB.

En ese sentido, la onerosa bola de nieve que son las pensiones ya acumula un costo cercano al billón de pesos, un 3.96% del PIB y podría fácilmente significar el 4.1% del PIB en 2020, por arriba del 3.9% que se recauda por concepto de IVA.

De igual forma el gasto programable, en donde se concentran las participaciones a estados y municipios, el servicio de la deuda y los adeudos fiscales rondarán el 7.0% del PIB.

En ese contexto, apenas se dispondrá de un 4.5% del PIB para programas prioritarios, como el desembolso federal en educación, salud, infraestructura, operación pública, sueldos, seguridad y la multicitada Guardia Nacional…

Deuda a la vista… Además, por el lado de los ingresos el panorama tampoco es el más esperanzador.

Al detalle se prevé que los impuestos abonarán un 13% del PIB, mientras que las empresas productivas del Estado generarán 4.0 por ciento.

Asimismo, en un escenario optimista las cuotas de seguridad social serán un 1.5% del producto y el Fondo Mexicano del Petróleo otro 2.0 por ciento.

En tanto que en un panorama verdaderamente de color de rosa los aprovechamientos y otros remanentes serían un 1.0 por ciento.

En suma se contarían apenas con un 21.5% del PIB.

Si bien el Presidente Andrés Manuel López Obrador ha sido enfático en que los ingresos adicionales provendrán de la lucha contra la corrupción y la evasión, el fraude fiscal no se solucionará de la noche a la mañana.

De ahí que no se descarte un mayor endeudamiento en 2020 y un superávit primario que en el mejor de los casos rondará el 0.5% del PIB. Así que adiós a la meta presupuestaria…

El peso en la montaña rusa

Está en chino… La semana pasada las represalias arancelarias de China a bienes importados desde EU con un valor cercano a los 75 mil millones de dólares y el 5% adicional a soya y petróleo cimbraron en los mercados internacionales e impactaron de manera directa a las divisas de mayor riesgo, como el peso.

En la semana nuestra moneda perdió 22.7 centavos frente al dólar y alcanzó un nuevo máximo anual de 19.93 pesos por dólar. En las últimas 6 semanas nuestra moneda acumula una caída del 4.72 por ciento.

Además ante la incertidumbre, nuevas presiones internacionales podrían impulsar a nuestra moneda hacia los 20 pesos por dólar ¡Vaya montaña rusa!…