México y el derecho internacional

México y el derecho internacional
Por:

En octubre próximo México presidirá la Reunión anual de consultores jurídicos de los miembros de la ONU, que se desarrolla dentro de la Semana de Derecho Internacional que es el evento jurídico más importante del año en Naciones Unidas, al reunir a los presidentes de la Corte Internacional de Justicia, Corte Penal Internacional y Comisión de Derecho Internacional con los Estados miembros.

Esta reunión surgió en 1989, por una iniciativa mexicana para contar con un foro que aporte valor agregado al trabajo formal de Naciones Unidas, gracias al debate franco y abierto sobre desafíos del derecho internacional, su interpretación y su desarrollo progresivo ante la dinámica mundial. Canadá, India, Polonia y Suecia, países de vocación multilateral, rotan la conducción del evento anualmente.

La política exterior de México se cimienta en la promoción y el respeto del derecho internacional, lo que otorga a nuestro país prestigio y respeto a nivel multilateral, palpables en la solución de asuntos complejos de la agenda internacional y en la construcción de regímenes para actividades actuales sin asidero en tratados existentes. Ejemplos de ello son convenciones sobre Discapacidad, Comercio de armas, Cambio climático, y en su momento la Convención sobre el Derecho del Mar y el Tratado de Tlatelolco.

México convocará en otoño a debatir temas de actualidad. En materia de paz y seguridad, el análisis de los extremos que prevé la Carta de Naciones Unidas para que los Estados invoquen legítima defensa frente a actividades de actores no estatales como terrorismo y ciberataques, y el papel del Consejo de Seguridad como garante de la seguridad colectiva. También se discutirá el llamado “derecho de veto”, recurso procesal que genera la parálisis del Consejo para cumplir su responsabilidad, en nombre de los Estados miembros, en materia de paz y seguridad internacionales. Francia y México se unieron en 2015, en torno de una iniciativa cuyo objetivo es lograr el compromiso de los miembros permanentes del Consejo (China, Estados Unidos, Francia, Reino Unido y Rusia) de no utilizar el veto en conflictos donde se han cometido los crímenes más graves (genocidio, crímenes de guerra, y de lesa humanidad). La iniciativa cuenta con apoyo de 102 países.

Otro tema que conecta con un debate global más amplio es el vínculo entre tecnología de vanguardia y derecho humanitario. En 2019, los Convenios de Ginebra cumplen 70 años y la duda es si sus normas, que protegen a civiles y no combatientes de los conflictos armados, y que aportan principios básicos para la elección de armas y prohibición de determinadas armas, aplican ante las armas con inteligencia artificial y letalidad. La cuestión radica en si el factor humano interviene en el empleo de estas armas, consideradas por especialistas potencialmente más peligrosas que las nucleares.

Al consolidarse durante 30 años la reunión de especialistas jurídicos, México consolida su prestigio en la ONU como un firme promotor del derecho internacional para el desarrollo armónico de las relaciones internacionales y la solución pacífica de controversias entre los estados.