No fue el neoliberalismo…

AT, o pollitos en fuga
Por:

La caída de las reservas petroleras probadas en casi 65% en dos décadas no se debió a “entregar la producción a malévolos intereses privados”, sino básicamente a dos elementos que conoce el próximo titular de Hacienda, Carlos Urzúa: usar la renta petrolera para financiar gasto corriente e inversión del sector público; y, por otro, a decisiones de inversión en Pemex Exploración y Producción, que obligarán a importar 200 mil barriles mensuales de crudo ligero el próximo año.

De 1998 a la fecha, Pemex, que hoy dirige Carlos Treviño, no tiene yacimientos relevantes para resarcir las reservas probadas, pero el régimen fiscal de la empresa no ha cambiado velozmente, con todo y Reforma Energética: cuando se descubrió el exuberante yacimiento Cantarell, el costo medio de producción no pasaba de un dólar el barril y las finanzas públicas se hicieron adictas a la petrolización. El megayacimiento empezó a menguar entrando este siglo, junto con todos los pozos de “petróleo fácil”, y ahora el costo medio por barril ronda los 30 dólares y Pemex transfiere hasta 94% de sus ingresos a la Federación.

Un gobierno neoliberal hubiese invertido fuerte en Pemex y no en gasto social, en educación, salud y seguridad; habría mantenido un corpulento balance financiero a costa de ignorar damnificados por desastres naturales. Y no está a discusión que los recursos a esos fines hayan sido insuficientes y parte de ellos objeto de abigeato, pero Pemex no ha dejado de ministrar recursos para la política social, a costa de su propia viabilidad.

Y el hecho actual es que Pemex necesita invertir urgentemente en lo que deja dólares, en extraer crudo. Vaya, necesita importar a partir de 2019 unos 200 mil barriles mensuales de crudo ligero para “adelgazar” el crudo pesado Maya, tan sólo para transportarlo y no se diga, exportarlo. Octavio Romero, próximo director de la empresa, lo sabe.

Y para rescatar la industria petrolera, el Presidente electo Andrés Manuel López Obrador, tiene las herramientas de la Reforma Energética -con la que Pemex se puede asociar con particulares- con modelos ajenos al rancio “neoliberalismo” y al rancio “populismo”.

Garum, la excelencia El buen comer con un beber selecto está ahora en Garum. Siendo la CDMX lugar clave para la gastronomía nacional, este lunes el restaurante fundado por Raúl Beyruti recibirá la mención de honor a la Excelencia Universal, que entrega una figura emblemática del ramo de la hospitalidad, Enrique Castillo-Pesado. Por ir al Garum, vale la pena visitar Polanco.

Cemex, balanceo Y en un contexto de alta incertidumbre global, el resultado financiero al tercer trimestre del año de Cemex es altamente relevante, al crecer 8% las ventas y 2% el resultado operacional. Vaya, en sus dos principales mercados, la compañía al mando de Fernando González, Estados Unidos y México, elevó 15 y 11% sus ventas netas… creando el flujo suficiente para reducir en 254 millones de dólares la “deuda perpetua” de la cementera. ¿Efecto? un Cemex más fuerte- que reducirá deuda en 254 millones de dólares en “bonos perpetuos”.