No habrá inversión privada en Tren Maya

Declara OMS pandemia el coronavirus
Por:

Los “tecnócratas de Hacienda” y quienes estuvieron encargados de la promoción turística en sexenios anteriores, fueron blanco de la andanada mañanera en Palacio Nacional, por parte del Presidente Andrés Manuel López Obrador, al confirmar que como la inversión privada para la construcción del Tren Maya resultaría muy costosa, se hará exclusivamente con recursos públicos, lo que le evitará al gobierno contraer deuda por 30 o 40 años.

Dijo que, por los esquemas de financiamiento, que tildó de “inventos de los tecnócratas”, de haber inversión privada en esa obra, que es, junto con el aeropuerto de Santa Lucía y la refinería en Dos Bocas, uno de los proyectos sexenal prioritario, elevaría los intereses y llevaría al país a un cuantioso endeudamiento.

DE ESTO Y DE AQUELLO…

Pasó lo de la rifa del avión y llegó ahora la amenaza del coronavirus chino con dos “probables casos” en México de ese mal que empezó a propagarse, de lo que informó el Presidente López Obrador, con lo que tal vez dejará ya de hablar del lujoso TP-01 para tratar de distraer la atención de otros graves problemas nacionales, como el migratorio que se agrava o la reforma al sistema judicial con la que se pretende cancelar garantías constitucionales.

En su mañanera de ayer hizo referencia a esos casos, uno de los cuales dijo que fue descartado, sin dar mayor información, y el otro está bajo observación en un hospital de Tamaulipas y cuyo resultado se sabrá posiblemente antes del fin de semana.

Esa epidemia provocada por un virus que afecta las vías respiratorias con síntomas como de gripe, se originó en la provincia central china de Hubei, en la ciudad de Wuhan, en la que murieron 17 personas y otras 444 fueron reportadas de haberla contraído por lo que la Organización Mundial de la Salud determinará si declara una emergencia internacional.

Más que lamentable, ese “informe” que la presidenta de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos presentó ayer a senadores y diputados durante la sesión de la Comisión Permanente, en el que dio cuenta de que en el tiempo que lleva en el cargo —al que llegó cuestionada por su falta de legitimidad— se dedicó a retabular sueldos “para que nadie gane más que el Presidente”, quien la impuso contra viento y marea.

Sin dar mayores explicaciones ni la forma en que, con Visitadurías aun acéfalas en ese exorganismo “autónomo”, dijo que entre el 15 de noviembre cuando tomó posesión y ayer, se recibieron cinco mil 398 quejas, se atendieron cuatro mil 778 y se emitieron 52 medidas cautelares, porque lo demás durante su intervención fue criticar la gestión del maestro, Luis Raúl González Pérez.