“Plan que elimina Seguro Popularno cubre males catastróficos”

“En un país desigual las mujeres somos el blanco de la violencia”
Por:

Creado en 2003, el Seguro Popular ha brindado la posibilidad de servicios de salud a toda la población que carece de seguridad social. Es un servicio al que están afiliados más de 50 millones de mexicanos. Sin embargo, el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, envió un memorándum que se firma hoy viernes para que desaparezca este programa y todo lo que cubre el seguro popular.

El jefe del Ejecutivo federal afirma que el mismo no es ni seguro ni es popular. Lo cierto es que es un mecanismo que beneficia a las personas con enfermedades catastróficas, el único sistema para atender a los mexicanos más vulnerables, aquellos que no tienen acceso a otras formas de seguridad social.

Platicamos con Salomón Chertorivski, exsecretario de Salud federal,  sobre la desaparición del Seguro Popular, además de hacer un balance de lo que ha sido este programa.

El Extitular de Salud pide a AMLO hacer una reflexión con base en datos, dejando de lado las pulsiones; al menos un millón no cayeron en la pobreza al cubrir una enfermedad.

[caption id="attachment_964222" align="alignnone" width="696"] El exsecretario de Salud federal y excomisionado del Seguro Popular[/caption]

BB: Sobre esta decisión…

SCH: Lo que presupone es algunas de las ideas que, modificando la ley, quisieran llevar a cabo, y una en particular preocupó muchísimo, que es la utilización de los recursos que están en el Fondo de Protección contra Gastos Catastróficos para iniciar el instituto y, déjame decirte, este fondo lo que financia son las enfermedades y padecimientos de alta especialidad, de alto costo, y se ha ido formando este fondo a lo largo de 15 años con la aportación de un pedazo de lo que se pone a nombre de cada afiliado para cubrir al día de hoy y en el futuro los padecimientos, insisto, de alta especialidad, como pueden ser los cánceres…

BB: Que son, por ejemplo, los cánceres para menores de edad, para niños, este tipo de enfermedades y son muy caras.

SCH: Son muy caras y además, pues como no puedes pagar todo para todos, dolorosamente se tiene que ir haciendo progresivo; entonces, tú iniciaste con el fondo cuando había poquitos afiliados con el financiamiento del cáncer cervicouterino, pero con el tiempo, y hoy que hay 54 millones de afiliados y que a lo largo de este tiempo han puesto el ocho por ciento de la cuota que pone el Estado a nombre de los afiliados en este fondo, hoy ya tiene recursos que te permiten financiar; hoy no estamos hablando de elucubraciones, estamos hablando de una mujer que va a atenderse un cáncer de mama al Instituto Nacional de Cancerología, ese cáncer se va a financiar a través del Seguro Popular, a través del fondo, y tiene los recursos suficientes para atender estos padecimientos de los afiliados y las afiliadas por lo menos los siguientes 12 años. Es decir, la utilización de ese fondo, primero, pondría por supuesto la atención de alta especialidad de hoy, pero también las de mañana, y bueno, lo que argumentamos además es que el Presidente, el Ejecutivo federal, no puede hacer uso de estos recursos porque no son del gobierno para disponer de ellos, son de cada uno de los afiliados del Seguro Popular con nombre y apellido, que a su nombre se puso ese recurso para ser utilizado cuando se llegara a necesitar.

BB: ¿En el momento en que desaparezca el Seguro Popular esa gente se queda sin seguridad pública?

SCH: Mira, me costaría trabajo ser afirmativo, puesto que no ha sido bien explicado lo que se pretende; lo que sí te podría decir con precisión al haber leído la iniciativa de ley que se presentó, es que el tema de financiamiento de las enfermedades de alto costo, de alta especialidad, pues ya no estarían contempladas en el fondo que ahora se sustenta, está mucho más concentrado al primero y segundo nivel de atención, que es la consulta y la hospitalización sencilla, vaya, una apendicitis, en fin. Entonces sí, por supuesto es gravísimo, pero, además, lo que es muy grave es no construir sobre lo que ya hemos hecho los mexicanos…

"En algunos casos gobernadores rateros desviaron recursos, pero fueron los gobernadores rateros, que varios de ellos están en la cárcel; ellos fueron el problema más que el Seguro Popular”

BB: El Seguro Popular no es un programa del sexenio pasado, lleva más de 15 años ayudando a muchísimos mexicanos, a los más vulnerables.

SCH: Las reformas a la Ley General de Salud que dan vida al Sistema de Protección Social de Salud se hacen en 2003 y el Seguro Popular empieza a funcionar en 2004. Ha sido un programa de lo más evaluado, estudiado, hay cantidad de investigación alrededor de ello; entonces, sabemos con precisión lo que sí funciona y cómo ha impactado positivamente. Segundo: sabemos lo que se tiene que corregir y mejorar, por ejemplo, el envío de los recursos a los gobiernos estatales, en algunos casos generó que gobernadores rateros desviaran esos recursos, pero fueron los gobernadores rateros, que varios de ellos están en la cárcel, por cierto, fueron el problema más que el Seguro Popular en sí, lo que pasa es que creció mucho el recurso en materia de salud a través de esto y sabemos hoy también qué cosas no funcionaron y se han ido corrigiendo como en toda política pública. Lo que no puedes hacer es en base en prejuicios u ocurrencias querer hacer un borrón y cuenta nueva, esto puede ser costosísimo y, como decía mi abuelita, con la salud no se juega.

BB: Y además son las personas más humildes las que pueden tener acceso a este tipo de seguro; es más, es lo único que tienen, y simplemente con un cáncer o alguna de estas enfermedades que son tan largas, se mueren, no van a tener de qué manera atenderse.

SCH: Lo dices con precisión; una enfermedad de alto costo, por eso se llama “gasto catastrófico”, porque además de la tragedia de tener que vivir la enfermedad, una familia que no tiene aseguramiento o mecanismo para financiar un padecimiento como un cáncer, esa familia se queda en la pobreza. Fíjate: a partir de la entrada en vigor del Seguro Popular  a la fecha son cerca de un millón de mexicanos que no se empobrecieron derivado de que existe el Fondo de Protección contra Gastos Catastróficos que cubre esos gastos, en fin…

BB: ¿Cuánto cuesta un cáncer de mama de principio a fin aproximadamente?

SCH: Depende en qué etapa llegue un paciente y te lo digo de memoria, no he visto los tabuladores actualizados, pero esto puede ir de 200 a 800 mil pesos.

BB: Eso quiebra a cualquier familia.

SCH: Sí, por supuesto, imagínate un bebecito que nace y que requiere estar varias semanas en cuidados intensivos neonatales, pues bueno, eso es carísimo, y hoy el Seguro Popular financia todo esto.

BB: 54 millones de personas tienen acceso al Seguro Popular…

SCH: 54 millones están afiliadas y ahí es cuando empiezas a ver los números del Sistema de Salud, ahí es cuando dices: “A ver, espérate, el sistema no está en ruinas”, un sistema que atiende todo el sistema público, que atiende un millón de personas todos los días, 915 mil consultas, 12 mil cirugías diarias, nacen cuatro mil 300 niños y niñas en hospitales públicos todos los días, es un sistema que funciona, claro; qué duda cabe: quien ha vivido largas esperas, alguna vez un maltrato, que no estuviera un medicamento, pues claro que hay mucho que mejorar, pero al mismo tiempo todos los días funciona.

BB: Estamos hablando que este viernes, que es el día que sale la entrevista, se está firmando la desaparición del Seguro Popular.

SCH: Dolorosamente es la aspiración y, respetuosamente, la solicitud sería reflexionar con un diagnóstico serio, robusto, con números, con cifras, dejando de un lado las pulsiones, los prejuicios de antaño y discutir las cosas, porque se pueden tomar decisiones verdaderamente graves en perjuicio de la gente sobre todo de la que menos tiene.

BB: Salomón, ¿qué va a pasar con toda esta gente que estaba afiliada al Seguro Popular?

SCH: Te reitero: hoy tienen un sistema, hoy tienen un derecho exigible, pues a ver cómo se da la discusión de hacia dónde va esto.

BB: ¿Algo que se pueda hacer?, esta gente que son afiliados ¿pueden de alguna manera exigir sus derechos?

SCH: Pues mira, yo creo que tendríamos que escuchar las voces, vaya, ya pasó con el tema de estancias infantiles, ya pasó con el tema del refugio de mujeres violentadas; yo te diría: lo que es más difícil es saber que el día de mañana vas a tener un cáncer y lo vas a necesitar, pero bueno, hoy hay 93 mil pacientes que reciben sus antirretrovirales para VIH/Sida a través del Fondo de Protección contra Gastos Catastróficos, bueno, yo esperaría que ante esta intención hubiera más voces sobre todo de los afiliados expresamente.

BB: ¿Algo más que quieras agregar?

SCH: Nada más diría que atrás de las cifras, de la estadística, del dinero, hablamos de que lo que hay atrás son personas, con nombre y apellido, hay niñas, niños que pudieron sobrellevar un cáncer, mujeres que lucharon y vencieron un cáncer, estamos hablando de mexicanas y mexicanos, que no se nos olvide y eso es lo que toca cuidar.