Sólo queda esperar el RIP al NAIM

Declara OMS pandemia el coronavirus
Por:

Antes del inicio, esta mañana, de la consulta popular acerca de los proyectos aeroportuarios de Texcoco y Santa Lucía, todo quedó hablado, escrito y televisado acerca de ambos: desde opiniones serias, fundadas, sensatas, con señalamientos de conveniencias e inconveniencias de uno y otro, hasta las más entusiastas, jubilosas, solidarias, de respaldo, desdeñosas y burlonas, a quienes advierten posibles riesgos si el que se construye, se cancela.

Ni voces nacionales, ni mucho menos internacionales, que pudieron, y debieron, ser tomadas en cuenta, merecieron consideración alguna, porque la consulta, aun reconocida como ilegal e inconstitucional, concluirá el domingo con un resultado anunciado desde la campaña electoral del hoy Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador: suspender las obras del Nuevo Aeropuerto Internacional de México y construir dos pistas en la Base Militar de Santa Lucía.

DE ESTO Y DE AQUELLO…

Entre algunos de los últimos cuestionamientos contra la cancelación del NAIM y sus consecuencias estuvo el del presidente de la Bolsa Mexicana de Valores, José Oriol Bosch, quien advirtió que, contra lo que sostiene el próximo titular del Poder Ejecutivo Federal, de que no habrá consecuencias financieras ni económicas, se “mandaría una mala señal a los inversionistas”.

Agregó, en respuesta a que parar la construcción del proyecto en Texcoco no tendría repercusión en la Bolsa, que la consulta popular que habrá a partir de hoy “está agregando más incertidumbre y más volatilidad”; además de que tendrá un impacto negativo no sólo en los mercados, sino en el país.

Por su parte, el director general del Instituto Mexicano para la Competitividad, Manuel Molano Ruiz, sostuvo que suspender la construcción del NAIM “dañaría la reputación internacional del país como destino de inversión”.

Al  participar en el foro “Transformar con innovación: un mejor futuro para el campo”, dijo que la consulta no es representativa, porque “está sesgada a favor de optar por Santa Lucía, por el diseño de las preguntas que inducen a ello”, con lo que sumó ese señalamiento al expresado por quienes están en contra del proyecto lopezobradorista.

También, el presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Juan Pablo Castañón, dijo que después de la consulta y la participación social acerca del futuro del NAIM, serán los integrantes del nuevo gobierno los que decidan su destino, porque son ellos los que deberán tomar su decisión, una vez que sean autoridad.

El dirigente de la cúpula empresarial acudió ayer a la sede del Senado, en donde se reunió con un grupo de quienes forman parte de esa Cámara, para exponerles los puntos de vista de ese importante sector y alertarlos de los riesgos que podría provocar suspender el proyecto Texcoco, sobre todo por la pérdida de confianza de inversionistas nacionales y del extranjero.