Viernes 4.12.2020 - 05:38

Temen imponer orden en la CDMX

Declara OMS pandemia el coronavirus
Por:

La desbordada violencia en la marcha femenil del viernes pasado en la Ciudad de México que volvió a desatar vandalismo, agresiones físicas, daños millonarios en estaciones del Metrobús y por pintas en la Columna a la Independencia, ante contingentes policiacos que se mantuvieron a la expectativa porque “no vamos a responder a provocaciones”, según declaró la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, confirmó que en la capital de la República no hay quien se atreva a poner orden.

Persiste la confusión entre la aplicación irrestricta de la ley para castigar los actos vandálicos en la vía pública y con “reprimir” a quienes los cometen, como los registrados ese día, en otra marcha femenil en contra de la violencia contra las mujeres que ciertamente se ha recrudecido en los últimos meses en las alcaldías capitalinas, pero que es utilizada para causar destrozos.

DE ESTO Y DE AQUELLO…

Si la “prisión preventiva justificada” dictada a Rosario Robles por un juez de control, sobrino de Dolores Padierna, su enemiga política de muchos años y la “coincidente” aprehensión en Argentina del empresario Carlos Ahumada Kurtz, quien fuera compañero sentimental de la exfuncionaria, parecen encaminarse más a una mera venganza política que a la aplicación de la ley por actos de corrupción, las cosas no empiezan a salir como se esperaba.

Por un lado, los abogados de la exsecretaria de Sedesol y Sedatu anunciaron que presentarán hoy dos denuncias contra el juez Felipe de Jesús Delgadillo Padierna: una ante el Consejo de la Judicatura Federal y, otra, en la Fiscalía General de la República por la conducta parcial y de inusitada dureza con la que éste actuó contra la acusada y ellos.

Por otro, la madrugada de ayer domingo, el empresario argentino, quien fue detenido el viernes en Buenos Aires a solicitud de las autoridades mexicanas, acusado de una defraudación fiscal por un millón y medio de pesos en 2012, que su abogado demostró que fue solventada en su momento y cuya solicitud de extradición era inminente, fue puesto en libertad.

Como se recuerda, la pareja Robles-Ahumada fue acusada de haber estado tras aquellos videos en los que René Bejarano, entre otros perredistas de entonces, apareció recibiendo fajos de billetes de pesos y dólares, atados con ligas, que introdujo en una maleta para después guardar éstas, por lo que lo apodaron “el señor de las ligas” y fue encarcelado.

El esposo de la diputada Padierna, actual vicepresidenta de la mesa directiva de la Cámara y que ha propuesto que ésta siga en manos de Morena, fue secretario particular y hombre de absoluta confianza del entonces jefe de Gobierno del ex-DF y hoy Presidente Andrés Manuel López Obrador, tras el interinato de Robles.