Ortega asegura estar dispuesto a adelantar elecciones en Nicaragua

Dijo que aceptaría llevar a referéndum la realización de nuevas elecciones; sin embargo, advirtió que podría haber acusaciones de fraude

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Foto: Especial

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, dijo hoy que aceptaría un referéndum para decidir si se adelantan las elecciones, como ha pedido la oposición, cifró en 195 las personas que han muerto por la crisis en su país, y favoreció la reanudación de un diálogo nacional.

Sobre la eventual consulta, el mandatario dijo a la cadena CNN: “podríamos preguntar a la gente, claro que sí. Si la gente dice que sí, vamos a elecciones anticipadas”, pero cuestionó a la oposición al afirmar que “si la gente dice que no, van a decir que hicimos fraude”.

“¿Por qué? Porque todavía las reformas que hay que hacer, los mecanismos, todo el trabajo que hay que hacer para fortalecer el sistema electoral necesita también de recursos”, dijo Ortega en entrevista con la televisora estadunidense CNN en Español.

Ortega dijo que está dispuesto a incluir a la ONU en la mesa para buscar solución a la crisis, en una comisión de diálogo con participación de la Iglesia católica nicaragüense, la cual celebró el anuncio de reactivar la mesa de conversaciones.

“El presidente Daniel Ortega sabe muy bien que el camino, el que todos, tarde o temprano, tenemos que seguir, es el diálogo”, dijo a CNN en Español monseñor Miguel Mántica Cuadra, de la arquidiócesis de Managua, ante la afirmación del mandatario, quien la semana anterior calificó a los obispos de “golpistas”.

Ortega planteó que otros actores podrían “fortalecer el trabajo que ha venido haciendo la Iglesia”, y apuntó a la creación de “condiciones” para fortalecer el diálogo.

El gobernante confirmó que conversó con el secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, y titulares de otros organismos internacionales, que no precisó, para explorar su participación como mediadores.

En una comparecencia de prensa a mediados de julio, el secretario general de la ONU consideró “absolutamente esencial” que se revitalice el diálogo en ese país, pues el número de muertos en las manifestaciones es “totalmente inaceptable”.

Ortega dijo a CNN que desde abril, cuando iniciaron las protestas en contra de su gobierno, hasta la fecha, suman 195 las personas fallecidas en hechos violentos, y criticó las cifras entregadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y grupos defensores de derechos humanos que hablan de más de 400 muertos.

“Esos datos no han sido depurados, no han sido verificados. Simplemente son denuncias que ellos han recibido y van sumando, van sumando, van sumando”, dijo Ortega, sobre los “fallecidos” que ha dejado “la violencia”.

Ortega presidió el gobierno nicaragüense por primera vez de 1979 hasta 1990, después de la Revolución Sandinista de 1979 que derribó la dictadura de Anastasio Somoza y durante la cual él luchó contra grupos apoyados por Estados Unidos, y luego ha sido electo en tres periodos sucesivos.

cms