Otelo, a cuatro siglos

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  
reyes3.jpg

Por Leticia Olvera

Después de más de cuatro siglos de haber sido escrita, Otelo, de William Shakespeare, aún urga en la intimidad humana en cada puesta en escena en el Centro Cultural del Bosque.

Con figuras comerciales como Ana de la Reguera y Cecilia Suárez, que alternan con Aurora de la Lama y Ericka Ramírez, en los papeles de Desdémona y Emilia respectivamente; y en el papel principal de Yago: Hernán Mendoza y Carlos Corona, esta puesta en escena es una oportunidad para acercarse a la dramaturgia de Shakespeare en el teatro nacional.

Traducida y adaptada por Alfredo Michel y dirigida por Claudia Ríos, esta propuesta escénica, que se presenta en el teatro Julio Castillo, recalca el discurso de la mezquindad encarnada en Yago, un personaje envenenado por la envidia y el rencor.

Coproducida por el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) y la Universidad Nacional Autónoma de México, cuenta con la iluminación de Matías Gorlero y Adán Arellano, quienes dan acentos dramáticos a este clásico del teatro universal .

¿Son los celos el tópico central de Otelo? ¿O es algo menos evidente que esto? Tal vez la fatalidad expone la prevalencia de los celos, pero entre líneas la obra ejemplifica todas las perdiciones del alma, incluso el mismo amor, desdibujado entre el odio, la lujuria, la avaricia, la duda y la cobardía.

Como afirma Alfredo Michel, el director, “la supervivencia de Yago es la de las mezquindades que se enquistan en nuestros vacíos; aguardan la hora y brotan para infectarnos de la nada que las alimenta, para traducirse en el infierno que son los demás”.

Llevar a escena a los clásico es una aventura difícil de equilibrar, más cuando las generaciones que las miran son tan distantes y distintas, por eso la adaptación puede tocar los dos extremos de la balanza, que en este caso oscila entre las frases shakesperianas y el doble sentidos del bufón, en un ánimo de hacer más llevaderas las tres horas que dura la obra, dividida en dos actos.

Teatro: Julio Castillo, hasta el 27 de septiembre

Funciones: jueves y viernes 20 hrs, sábado 19 y domingo 18 hrs

fdm

Compartir