El palacio que resguarda el pasado de los mexicanos

En octubre de 1987, el Museo del Templo Mayor abrió sus puertas para que los mexicanos pudieran admirar piezas arqueológicas que estuvieron bajo tierra durante siglos.

Click aquí para ver en tamaño completo