Palestinos queman una bandera de EU, ayer, en Gaza. Foto: AP

Cientos de manifestantes se concentraron ayer en Gaza capital para protestar contra la decisión del presidente estadounidense, Donald Trump, de reconocer Jerusalén como capital de Israel y quemaron fotos del presidente estadounidense y banderas de ese país.

“Las manifestaciones con ira son un paso en una serie de medidas que nosotros, los países árabes e islámicos, vamos a tomar contra la decisión (norte)americana de tomar la ciudad de Jerusalén”, declaró el líder de Hamás Salah al Bardawil, en una intervención durante la protesta. El islamista consideró la decisión de la Casa Blanca como “muy peligrosa para la causa palestina”, así como “una violación de la doctrina, de nuestra historia, de nuestro corazón y de nuestra alma”.

Al Bardawil también advirtió que en respuesta a la declaración del presidente de EU “la resistencia quemará la tierra y cortará las manos a cualquiera que intente tomar posesión de Jerusalén y los lugares sagrados”.

El líder de la Yihad Islámica, Jaled al Batsh, por su parte, señaló que “el pueblo palestino, en casa y en la diáspora, junto a todos los pueblos libres del mundo, rechaza la decisión americana sesgada hacia Israel”. Según él, la medida de Trump “confirma el fracaso del proceso de paz”.

Los manifestantes gritaron eslóganes nacionalistas y en defensa de Al Aqsa, situada en la Explanada de las Mezquitas, en la Ciudad Vieja de Jerusalén, territorio palestino ocupado sobre el que Israel extendió en 1980 una soberanía que hasta ahora no ha reconocido ningún país.

Los congregados portaban pancartas en las que se leía: “No al traslado de la embajada (norte)americana a Jerusalén” y “Jerusalén es palestina, árabe e islámica”.