• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Miguel Ángel Osorio Chong y Xóchitl Gálvez, con una cinta sobre la boca, abandonan la sesión de ayer en la Cámara Alta. Foto: Cuartoscuro
Miguel Ángel Osorio Chong y Xóchitl Gálvez, con una cinta sobre la boca, abandonan la sesión de ayer en la Cámara Alta. Foto: Cuartoscuro

Las fracciones parlamentarias del PRI y el PAN en el Senado abandonaron la sesión del día de ayer, luego de que la Mesa Directiva presentara una propuesta que modifica el tiempo para las intervenciones de legisladores.

“Lo hicieron en la Mesa Directiva, por supuesto que hay un senador de nuestro grupo parlamentario, pero no fuimos consultados, ni los coordinadores, ni los demás legisladores; no sabíamos hasta que lo subieron a la sesión, es una acción autoritaria completamente”, afirmó el coordinador de la bancada tricolor, Miguel Ángel Osorio Chong.

A su vez, la fracción panista dio una conferencia para acusar que hay una amenaza a la libertad de expresión, como una muestra del inicio de un régimen autoritario.

En voz del senador Gustavo Madero, el albiazul señaló: “en el Senado se enciende hoy la alerta democrática para nuestro país. Morena confunde; ganar una elección no significa derrocar a un país y apropiarse de sus instituciones, de sus métodos democráticos, que es lo que están pretendiendo”.

Madero agregó que la representación morenista en la Cámara alta no es total, aunque pretendan tomar el control, “Morena ganó el 37 por ciento de los votos al Senado de la República y se sienten los dueños absolutos y quieren imponer sus tiempos, términos y condiciones”, dijo.

De igual modo, su coordinador parlamentario, Damián Zepeda, lamentó la actitud de los morenistas al señalar que “aquellos  que antes defendían el derecho de las minorías a expresarse, ahora imponen este acuerdo mordaza”.

Por parte de Morena, José Narro Céspedes acusó a la bancada blanquiazul de chantajear a los legisladores a condicionar su apoyo a la propuesta, cuya finalidad es reducir los tiempos en la tribuna, a cambio de que se sacara del orden del día la votación del Convenio 98 de la OIT (Organización Internacional del Trabajo), en materia de libertad sindical.

Por su parte, el presidente de la Mesa Directiva, Martí Batres, refirió que no hay ninguna imposición, pues la propuesta fue acordada por unanimidad por los integrantes de esa instancia, pero reconoció que se firmó horas antes de iniciar la sesión de ayer, sin la firma de Rafael Moreno Valle.

“Lo que dicen no es verdad, no es cierto; (el acuerdo) se firmó hasta ahora en la mañana, pero en la sesión pasada, donde se discutió, y en la antepasada, porque se ha revisado en dos sesiones, estuvo (Rafael Moreno Valle)”, apuntó Batres.

Asimismo, el morenista señaló que el exgobernador de Puebla presentó una inconformidad que pudo ser motivada por asuntos extra legislativos: “la discrepancia la puso hoy en la mañana, creo que anda molesto por diversas circunstancias extra legislativas, ¿y qué culpa tenemos nosotros?”.

Por su parte, el presidente de la Junta de Coordinación Política, Ricardo Monreal, coincidió con Batres en que no hubo intención de aplicar la mayoría, “si hubiese sido un intento de mayoriteo, se hubiera hecho ese mismo momento, el martes. En cambio, se dio primera lectura y se pasó a segunda lectura. Está publicado, pero es un decir de ellos, yo lo respeto. Lo único que les hago es un llamado a la cordura, a la responsabilidad”, expuso.

Como parte de la protesta, varios senadores panistas como Xóchitl Gálvez, Minerva Hernández, Gustavo Madero, entre otros, se colocaron cintas en forma de “equis” sobre la boca en alusión a una mordaza.

Acerca de esto, el exdelegado de Cuauhtémoc reconoció haber usado también ese tipo de recursos siendo oposición: “ojalá y regresen, esos recursos se respetan. Yo, siendo miembro de la oposición, los usamos mucho como estrategia, como táctica del Poder Legislativo”, mencionó al referir que los tiempos han cambiado y toca a otros ocupar ese papel.

“Ahora, simplemente son tiempos nuevos. Ahora les toca a otros grupos hacer este tipo de tácticas y estrategias; pero es respetable. Para mí, es una estrategia válida también ponerse en la boca cinta”, mencionó.

El acuerdo señala que los legisladores no dispondrán de diez, sino de cinco minutos para presentar iniciativas desde tribuna; para intervenciones desde su propio escaño, el tiempo se redujo de tres a un minuto.

  • El Dato: El acuerdo reduce a la mitad el tiempo de las intervenciones en tribuna de los senadores y en un tercio desde su escaño.

Les quitan minutos

La propuesta morenista fue calificada por la oposición como “ley mordaza”.

  • Para la presentación de iniciativas en tribuna, los senadores tendrán máximo 5 minutos.
  • Si aún no termina su exposición, el presidente de la Mesa Directiva lo exhortará a que concluya.
  • También que los legisladores puedan formular preguntas al orador en tribuna por no más de un minuto.
  • El reglamento del Senado dispone que los legisladores pueden hacer uso de la palabra para presentar sus iniciativas hasta por 10 minutos.
  • Dicha norma establece que los senadores tienen hasta 3 minutos para hacer preguntas al orador en tribuna.
  • Justifican la iniciativa debido a la gran cantidad de iniciativas presentadas y para permitir la participación equitativa e igualitaria
Compartir