Papa Francisco lava los pies a 12 presos en misa de Jueves Santo

El Papa Francisco cumplió con el rito en la cárcel “Regina Coeli” de Roma; entre los presos se encontraban dos musulmanes y un budista

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Foto: AP

El Papa Francisco cumplió hoy una visita privada a la cárcel “Regina Coeli” de Roma donde celebró la misa del Jueves Santo y cumplió el tradicional rito del lavado de los pies a 12 presos, entre los cuales habían dos musulmanes y un budista.

Poco antes de las 16:00, hora local, el líder católico llegó hasta el centro penitenciario y antes de presidir la celebración eucarística visitó a un grupo de internos en la enfermería, con quienes se entretuvo por una media hora.

Durante la ceremonia, recordó el gesto cumplido por Jesús en la última cena con los apóstoles y lavó los pies de 12 detenidos: cuatro italianos, dos filipinos, dos marroquíes, un moldavo, un colombiano, un nigeriano y uno procedente de Sierra Leona.

Foto: AP

Según informó el Vaticano, ocho de ellos profesan la religión católica, dos son musulmanes, uno es cristiano ortodoxo y el restante es budista. Con este rito, el pontífice dio inicio a las celebraciones del Triduo Pascual.

En su homilía, el Papa recordó que en tiempos de Jesús no había cemento ni adoquines, sino polvo en el camino, y como la gente se ensuciaba los pies, al entrar a cualquier casa eran los esclavos los responsables de lavar a los invitados, porque era su trabajo.

“Jesús quiso hacer este servicio para darnos un ejemplo sobre cómo debíamos servirnos los unos a los otros”

Reflexionó el Papa Francisco

Advirtió que si muchos reyes, emperadores y jefes de Estado de la historia hubiesen comprendido esta enseñanza, en lugar de ser crueles y matar gente, hubieran tomado el camino del servicio. “¡Cuántas guerras no se habrían dado!”, exclamó.

Tras la misa, el Papa saludó a un numeroso grupo de presos y escuchó las palabras tanto de uno de los detenidos como de la directora del penal. Improvisando, llamó a los presentes a mirar la realidad con una mirada renovada de esperanza.

 

 

cms