Para asustar también se estudia

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  

Fotoarte Miguel Ulloa La Razón


Hacerle una digna segunda parte a una estupenda película es complicado. Lograr una tercera y mantener el nivel resultan aún más difícil. Ahora, si hablamos de una precuela, se antoja casi imposible. Bueno, pues Pixar puede y lo acaba de hacer.

Los responsables de producciones como Bichos (1998), Ratatouille (2007) y WALL-E (2008) demostraron que eran capaces de tomar una de sus mejores películas y hacerle no sólo una segunda, sino hasta una estupenda tercera parte —Toy Story II (1999) y Toy Story III (2010)—. Esta vez decidieron ir más lejos: retomar el universo planteado por una de sus franquicias más originales, hurgar en el pasado de los personajes y entregar una precuela que para volver a llenar la pantalla de muchísimos monstruos más requirió de un equipo de casi 300 personas.

Eso es Monsters University, que trae de regreso a los inolvidables James P. Sulley Sullivan y Michael Mike Wazowski, sólo que esta vez en su etapa de estudiantes, uno petulante y confiado, el otro excesivamente voluntarioso e idealista, pero ambos convencidos de querer convertirse en asustadores profesionales. Para ello tendrán que superar complicadas situaciones del ambiente universitario, pero sobre todo tendrán que aprender a conocerse a sí mismos, aceptarse como son y darse cuenta de que hay más de un camino para poder alcanzar sus sueños. Ése es el mensaje de la cinta que no es tan original como su predecesora y por momentos llega a ser algo predecible, pero que desarrolla un fresco tono de comedia, sutil y poco pretencioso, ideal para atrapar al espectador e hilvanar lo que defina la amistad entre los protagonistas. Complementado por distintos guiños a lo que fue Monsters, Inc. (2001) y enmarcado por los personajes secundarios tiene el encanto suficiente para que la aventura sea dinámica, colorida y muy divertida.

Otro de los aciertos de la cinta es que haciendo eco del reparto original en inglés —que incluye a John Goodman (The Big Lebowski, 1998) y Billy Crystal (When Harry Met Sally, 1989)— para el doblaje al español, se convocó a los encargados de las voces originales: Víctor Trujillo vuelve a hacer pareja con Andrés Bustamante, quien este verano se escuchará en el cine por partida doble, ya que también presta su voz a Gru en Mi villano favorito 2. En el reparto también participa, Humberto Vélez —Homero en Los Simpson—, quien presta su voz a un personaje cuya breve aparición hace las delicias de los fans de la franquicia.

El animador y ahora director Dan Scanlon, cuyo reto fue “cumplir con las expectativas del público, pues son personajes que la gente conoce desde hace 12 años”, entrega buenas cuentas a Pixar, cuyo prestigio había sido puesto en duda tras la apenas cumplidora Brave (2012) y la fatal secuela de Cars (2006), que para fortuna de los mismos, al menos en taquilla y comercialización, resultaron más que exitosas. Monster University queda como un producto menor ante Toy Story, Buscando a Nemo (2003), Wall-E y la misma Monsters Inc.; sin embargo resulta una digna extensión de la misma, entrañable, visualmente impecable.


Monster University

  • »Estados Unidos (2013)
  • »Dirección: Dan Scanlon
  • »Voces originales: John Goodman, Billy Crystal, Steve Buscemi, Kelsey Grammer, Jennifer Tilly, Frank Oz, John Ratzenberger