• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Foto: Especial

tres días de que deje la gubernatura de Nuevo León para iniciar campaña abierta para la recolección de firmas, Jaime Rodríguez Calderón, El Bronco, echa mano de su gabinete para obtener recursos a fin de lograr la candidatura independiente a la Presidencia de la República.

Secretarios y directores de diferentes dependencias aparecen entre los donadores que ha reportado el aspirante, ante el Sistema Integral de Fiscalización del Instituto Nacional Electoral (INE) para el financiamiento de la recolección de firmas en todo el país.

A través de 43 aportantes, El Bronco ha obtenido 2 millones 459 mil pesos en efectivo para cubrir los gastos para la búsqueda de respaldos; no obstante, de los recursos 823 mil pesos han sido donados por, al menos, nueve de su gabinete.

  • El Dato: El gobernador pidió licencia por seis meses, la cual entra en vigor a partir del próximo 1 de enero.

Los que más dinero en efectivo han aportado son el secretario de Administración, Enrique Torres Elizondo, y el director de Gobierno, Luis Fernando Marín, quienes dieron 230 mil pesos cada uno.

Otros son el subsecretario de Asuntos Jurídicos, Homero Cantú Ochoa, con 50 mil pesos; el subsecretario de Administración, Hiram Menchaca, con 180 mil pesos, y con 100 mil pesos el Coordinador de Desarrollo y Fortalecimiento Municipal, Mauricio Torres Elizondo.

Mientras que en aportaciones menores figuran Miguel Dávila, director de Planeación, con 20 mil pesos; el director del colegio de Educación Profesional Técnica de Nuevo León, Roel Cantú, con 3 mil pesos; Miguel Ángel Perales, subdirector Operativo de Protección Civil, con 5 mil pesos, y Víctor Hernández Lara, encargado de Administración Central, con otros 5 mil pesos.

En días pasados el INE recibió la denuncia de los activistas Jorge Espinoza Moreno y Rocío Montalvo, tras la cual se inició una investigación para revisar las posibles anomalías en los recursos empleados por el aspirante.

La Unidad Técnica de Fiscalización electoral indaga el origen de los recursos para el financiamiento de videos difundidos en YouTube y Facebook, espectaculares, la adquisición de vehículos y rótulos que han sido colocados en el Metro de Monterrey, transporte público que es administrado por el gobierno del estado.

 

Y su suegra emplea recursos públicos para ir por la alcaldía

La suegra del gobernador de Nuevo León, María Teresa Martínez, busca la candidatura independiente a la alcaldía de Santa Catarina, pese a que el Congreso local ordenó investigarla por el uso de recursos para promover su imagen desde el DIF y la Secretaría de Desarrollo Social locales.

El pasado septiembre, el Legislativo instruyó a la Auditoría Superior del Estado a realizar una revisión al destino que tuvieron los apoyos que salieron del gobierno de Nuevo León, ante el posible desvío para la promoción de su suegra.

Al presentar su carta de intención, el pasado 13 de diciembre, ante la Comisión Estatal Electoral, Doña Tere, como se le conoce, rechazó que reciba apoyo del mandatario, como documentaron medios locales durante agosto y septiembre.

La también exregidora del PRI de Santa Catarina, acudió a su registro acompañada de su hija, Adalina Dávalos, esposa de El Bronco. Doña Tere confesó que dejó el tricolor para apoyar a su yerno, ante el hartazgo ciudadano contra los partidos.

Fue exhibida por hacer trabajo político en Santa Catarina, repartiendo artículos provenientes del DIF estatal y de la Secretaría de Desarrollo Social del estado, hecho que llegó hasta el Congreso local.

Además, por los hechos presentó una denuncia el PAN ante la Subprocuraduría Anticorrupción contra los titulares de Desarrollo Social y el DIF, por el uso indebido de recursos públicos.

Los apoyos presuntamente se entregaron a través de la Fundación Delfines y fue el propio gobernador, quien reconoció que dicha organización recibe recursos del DIF estatal, por lo que no hubo ninguna irregularidad en los hechos.

Martínez, quien militó 35 años en el PRI, ha expresado que en Santa Catalina tiene proyectado reunir 45 mil firmas, que multiplicarían por siete las que exige la ley para obtener el registro.

Los aspirantes en Nuevo León tendrán del 29 de diciembre al 6 de febrero de 2018, para conseguir el respaldo ciudadano para su candidatura.