“París es nuestro”

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  

París.- Junto con la violencia del Estado Islámico buena parte de Europa enfrenta un problema que no tiene solución ni en el corto o mediano plazo, la migración.

A diferencia de lo que pasa en Nueva York con los poblanos; en Los Ángeles, que está llena de mexicanos, o Washington, con una numerosa colonia de salvadoreños, los ecuatorianos en España no tienen un problema con el idioma, lo tienen en otras ventanillas españolas, como es el caso de la discriminación soterrada.

Francia vive otra dinámica, más profunda en su historia. Tiene una alta población de ciudadanos originarios de Senegal, Malí, Costa de Marfil y Argelia. Estas naciones fueron colonizadas por Francia a lo largo de muchos años. Los migrantes de estos países se siente identificados por el idioma y su pasado mismo; Francia es parte de sus raíces y su vida.

Cuando Francia se coronó campeón en el mundial del 98, pocos se preguntaron por el origen de la mayoría de los extraordinarios futbolistas, los cuales le dieron la gran alegría futbolera a los franceses, en particular, los procedentes del África Negra.

Francia entendió que ese momento era parte de una gran manifestación social que mostró el proceso de transformación del país. Salieron a las calles los franco-africanos para apoderarse de ellas. Salieron para festejar y hacerse ver. El motivo era doble, celebrar el gran triunfo en un deporte que es global, y que la mayoría de su héroes eran del mismo origen que ellos.

La celebración fue gloriosa. En aquellos días cubríamos el mundial y dentro de los muchos testimonios que recogimos esa noche, recordamos uno en particular: un joven de padre y madre argelino, eufórico, nos decía, más bien gritaba: “París es nuestro”.

Aquella noche estaban mayoritariamente en la calle los franceses de origen africano, aquellos que la sociedad ha hecho a un lado y que viven en las afueras de París, en las zonas marginadas. Hoy algunos de ellos han encontrado una falsa salida en sus vidas, integrándose al Estado Islámico.

Son los invisibles de París y de muchos países de Europa que se quieren hacer visibles a través de la seducción por vía del Internet del EI. No todo empezó el 13 de noviembre, hay una historia detrás que si bien tiene que ver con gobiernos, venta de armas y de barriles de petróleo, secuestros, Siria, también tiene que ver con hechos sociales que tienen a muchos jóvenes sin expectativas y sin futuro.

 RESQUICIOS. Así no lo dijeron ayer.

* Nosotros no somos del EI, somos franceses que amamos esta tierra: Ibrahim Al-Naur, estudiante.

solorzano52mx@yahoo.com.mx
Twitter:
@JavierSolorzano

Javier Solórzano Zinser
Javier Solórzano Zinser

Latest posts by Javier Solórzano Zinser (see all)