Pasión y futbol

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  

Por León Fernández

El futbol, más que un evento deportivo, es una vivencia y un festejo que se da en los más diversos espacios: el estadio, la casa, el bar, la cantina, el restaurante, la calle, es una oportunidad para las empresas que busquen vender productos. De acuerdo con un estudio realizado por De la Riva Group, el futbol es un deporte que tiene un arraigo muy importante en la sociedad mundial, y en la mexicana, ya que esta actividad conlleva emociones intensas de esperanza, catarsis, alegría, enojo, tristeza y desencanto.

La investigación llamada: Estudio sociocultural del futbol reveló que, gracias a este deporte, los aficionados experimentan emociones positivas y negativas que normalmente no se permiten en el “mundo del deber ser”.

Los principales resultados precisan que la Selección Nacional tiene un gran valor, ya que en esta residen las aspiraciones del aficionado, pues este equipo puede lograr lo que México o los mexicanos no han alcanzado: “clase mundial, ganarle a los mejores, demostrar que sí podemos”.

Ante estos resultados, el informe de De la Riva Group indica que las marcas y la publicidad tienen una oportunidad única de “enamorar y de identificarse con los consumidores a través de su asociación con el fUtbol”: a nivel Selección Nacional, liguilla, equipos concretos o actividades de los consumidores tales como el futbol escolar, de clubes deportivos o llanero.

¿Qué despierta el futbol? La investigación reveló entre otras cosas, que el futbol genera pasión —sentimiento máximo—, lo que define como el cúmulo de emociones intensas y cambiantes dentro de cortos lapsos de tiempo. La pasión es el sentimiento que engloba la suma de emociones.

“Yo no cambiaría un orgasmo con Salma Hayek por meter un gol en el mundial”, así es como se expresaron algunos de los entrevistados, que denotan el grado de apropiación de un equipo y del deseo que tiene cada aficionado por ganar, además de la pérdida momentánea de la conciencia: irracionalidad cuando el equipo mete un gol.

Un nicho de ventas para las empresas es el futbol, un fenómeno de masas, igualado solo por la religión. Este deporte ha traspasado los límites del mundo del deporte, dando paso a una sociedad “futbolizada”.

Los resultados de la investigación de De la Riva Group destacan que la moda, el lenguaje, la cultura y hasta la música han sido permeados por el futbol, además de crear estereotipos.

En la moda, el uso de pants y tenis, playeras de equipos significan estar in, además de que crea estereotipos de físicos, ya que el aficionado señala que es bien visto un cuerpo atlético, con piernas y “pompas” desarrolladas (icono).

Pero principalmente, la importancia de la presencia del futbol en la sociedad radica en que este modifica algunas ideas culturales.

Asimismo, y lo más importante para las empresas, el futbol logra una vinculación efectiva de refrescos, automóviles, tarjetas de crédito, pinturas, líneas aéreas y un sin fin de marcas.

fdm

Compartir