Pemex, la gran asociación

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  

La visita de Enrique Peña a Emiratos Árabes Unidos (criticada por los críticos de siempre) valió la pena por tan sólo amarrar la asociación entre la empresa productiva del Estado, a cargo de Emilio Lozoya, con la paraestatal árabe Mubadala, dirigida por Musabbeh Al Kaabi, para desarrollar la red logística y de transporte de hidrocarburos del Istmo de Tehuantepec, en la que invertirán 3 mil millones de dólares.

En esa zona es vital la presencia de la red de ductos y sistemas de equipamiento de Pemex, a cargo de Francisco Fuentes, pues de ella depende la energía que se utilizará para detonar las Zonas Económicas Especiales del Sureste —esquema recién aprobado en la Cámara de Diputados— diseñadas por Banobras, que dirige Abraham Zamora. En el acuerdo marco, si bien se contemplan actividades de exploración y extracción (upstream) de petróleo y gas, la logística y transporte en el Istmo determinará la capacidad de superar el rezago en Guerrero, Oaxaca y Chiapas.

Dada la magnitud del proyecto, de la asociación con el estado Saudí, no son imposibles tensiones geopolíticas con EU y algunos países europeos que si bien consideran aliado al régimen del príncipe Mohammed Byn Zayed Al Nahyan, no dejan de ver en él a un rival. Vaya, en 2006 EU bloqueó la compra de Dubai Ports, que pretendía 22 puertos estadounidenses, y es conocido el “compló” europeo contra China Rail-way Construction Corporation, que construiría el Tren México-Querétaro.

 Las fotomultas olvidadas. Hablando de “complós”, a quién ya le hace falta un tonificante de memoria es a Andrés Manuel López Obrador, quien a través de su cuenta de twitter escurrió el chisme de que el propietario de la empresa encargada de las fotomultas, aplicadas por el Nuevo Reglamento de Tránsito capitalino, Autotrafic, es el secretario de Gobernación, Miguel Osorio Chong. Lo que se le olvida y no dice el líder de Morena —y su apóstol Martí Batres— es que él contrató a esa empresa en 2005 bajo el contrato SSP/A/0228/2005 en asignación directa (sí, directita) por 10.3 millones de pesos por 12 radares. Luego, su heredero, Marcelo Ebrard le compró a la firma de Jaime Enrique Ferrer otros ocho radares de velocidad para el Segundo Piso del Periférico y en 2009 otros cuatro para Avenida Zaragoza. Ahí, sólo para el recuerdo.

 Di Costanzo, los atorones. Hace un año que el presidente de la Condusef, Mario Di Costanzo, planteó una solución a los ahorradores de Ficrea… quienes siguen esperando algún día ver algo del dinero robado. Si bien la supervisión de ese tipo de sociedades financieras depende de la CNBV de Jaime González, la falta de orientación de la Comisión hacia los usuarios determina que sigan sucediendo abusos, mientras privilegia los temas “taquilleros” para imagen de Di Costanzo.

mflores37@yahoo.es
Twitter:
@mfloresarellano

Mauricio Flores
Mauricio Flores

Latest posts by Mauricio Flores (see all)

Compartir