Peña Nieto, apuntes sueltos

SOBRE LA MARCHA

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  

través entrevistas con distintos periodistas y medios, el Presidente Enrique Peña Nieto se despide con disimulo, ése al que es tan afecto. Justifica el contacto mediático por el próximo informe de gobierno; difunde también cápsulas en horarios sincronizados a nivel nacional sobre los temas que, en su ocaso político, quiere resaltar.

El último presidente priista, con todo y que Claudia Ruiz Massieu, la ratificada líder nacional del tricolor, diga que ninguna derrota es para siempre, Peña Nieto, regala reflexiones fragmentadas, protegiendo su flanco íntimo, humano, emocional y auténtico con la coraza institucional. Algunos son reconocimientos extemporáneos y estériles; otros, tardíos pero productivos.

En la entrevista con Rosa Elvira García para La Jornada, el primer priista recomienda a su partido cambiar hasta de nombre, aceptando que tiene un estigma imposible de borrar, la sociedad lo repudia, le reprocha y si conserva apellidos y esencia, no va a funcionar. Se lo dijo a Rosa para que lo lea Claudia y el grupo de herederos de un membrete devaluado como nunca.

Por eso, a Ciro Gómez Leyva le aseguró que la campaña de José Antonio Meade no funcionó, que la apuesta por un externo, uno sin aroma a PRI, no fue suficiente, atento al desgaste en general de los partidos políticos y el hartazgo de la sociedad, la mejor carta del Presidente fue excelente pero insuficiente.

El Presidente reconoce cuatro años después que el escándalo de la Casa Blanca se manejó mal; error, haber puesto en la línea de fuego a su esposa, Angélica Rivera, para repeler un obús que iba contra él. Injusto a nivel doméstico. Pidió perdón el Presidente frente a Denise Maerker a quien haya sido lastimada o lastimado por sus años de poder. A quien la prenda le calce, sabrá qué hacer.

Enrique Peña Nieto no comparte reproches, menos juicios íntimos. Que si las grandes obras públicas de su sexenio quedan marcadas por retrasos, cancelaciones y socavones, el máximo responsable de la administración asume y calla; acaso apunta a enemigos anónimos que bloquean y extorsionan el desarrollo, no hay ni hubo, incapacidad entre sus amigos, ni costos que les tocara asumir como funcionarios públicos y teóricamente expuestos. Ni en los trenes  ni en seguridad  ni en imagen y comunicación. Pararrayos como ningún otro.

El Presidente hace maletas y pasa página, no sabe qué será de su vida; a los 52 años Enrique Peña Nieto se va de la política y apuntes sueltos para aquellos que se quedan. Proyecto pragmático, sólo seis años, poderosos personajes cercanísimos al Presidente saliente clavados en cerrar el TLCAN, la última chamba de un modelo económico que, a decir del propio mandatario, no sabe qué tanto variará en la siguiente administración. Se va, se va…     

De México para el mundo. A pesar del pésimo nombre que lleva la Expo México Alimentaria Food Show 2018, en su tercera edición dejó buen sabor de boca. Además del intercambio comercial que propicia y la exposición que brinda a productores de todo el país, el evento organizado por Baltazar Hinojosa, titular de Sagarpa, tuvo un detalle de mucha altura.

Se invitó al Chef Arnaud Guerpillon, galardonado cocinero Cordon Blue, algo así como un general cinco estrellas de la cocina, ya que este personaje global adopta varios productos nativos de nuestra cocina y los incorpora a sus platillos, lo que ya es mucho; pero además el francés se ha echado a cuestas la tarea de promocionar entre pares, alumnos y admiradores la utilización del huitlacoche, del achiote, insectos comestibles y otros productos mexicanísimos. Bien por el destacado embajador culinario de nuestra cultura.

Primeras, copias y segundas partes. El reality deportivo de TV Azteca, Exatlón-México, inició el pasado 13 de agosto su segunda temporada con gran éxito a nivel de audiencia. Con 9.2 puntos de rating contra 5.6 de la copia de Televisa, Reto 4 Elementos y 60 por ciento de sintonía. La televisora dirigida por Benjamín Salinas Sada tiene la recompensa que los televidentes dan por innovar, arriesgar e invertir. Buena oferta nocturna de Azteca Uno.

Carlos Urdiales

Carlos Urdiales

Chilango desde 1964, comunicólogo con aspiraciones periodísticas. Formado en la radio informativa, madurado en la televisión y feliz en la prensa impresa. Disfruto el reto de las redes sociales y los nuevos formatos multiplataforma. Nada me deja de asombrar, nada doy por sentado. La compleja realidad, simplifica la vocación que no claudica. Gracias siempre por leer.
Carlos Urdiales

Latest posts by Carlos Urdiales (see all)

Compartir