• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Del 3 al 5 de agosto se llevó a cabo la ExpoWeed, en la que se ofrecen diversos productos de cannabis. Foto: Especial
Del 3 al 5 de agosto se llevó a cabo la ExpoWeed, en la que se ofrecen diversos productos de cannabis. Foto: Especial

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) avaló que en la Nueva Constitución de la Ciudad de México se contemple el uso medicinal y terapéutico de la mariguana y sus derivados, además permite la eutanasia como un derecho a una muerte digna.

De acuerdo con los ministros del órgano impartidor de justicia, se concluyó que cuando la Asamblea Constituyente propuso dichos derechos en la Carta Magna, no se invadieron las facultades de la Federación, por lo que les dio luz verde a dichas reformas.

“Considero que estos preceptos no regulan ni establecen un derecho humano, esto es que no tienen ningún contenido normativo; sino que, para mí, sólo contienen únicamente una regulación a la Constitución y legislación aplicable a la Constitución federal, que en el caso es la Ley General de Salud, no afecta el contenido esencial de un derecho, ni invade las competencias de la Federación”, dijo el Presidente de la Corte, el ministro Luis María Aguilar.

“Los gestionados preceptos 5, 6 y 9 deben de leerse en forma conjunta y como un sistema, de tal forma que el Constituyente local sólo informa a los habitantes de esta ciudad, que el Congreso de la Unión, es quien puede reconocer y sentar las bases y requisitos operativos para el uso médico y terapéutico o médico de la cannabis y sus derivados”, agregó.

Dicha resolución tuvo un retraso debido a que la Procuraduría General de República (PGR) alegó, en su momento, que el artículo 6 de la Carta Magna local violaba los artículos 4 y 73 de la Constitución Federal, los cuales, regulan el derecho a la salud y le dan la facultad al Congreso de la Unión para poder hacer leyes en todo el país en dicha materia.

Al respecto, el exjefe de Gobierno y ahora senador electo, Miguel Ángel Mancera, celebró la decisión de la Corte, pues sostuvo que fue un día histórico para la capital del país.

“Hoy es un día histórico al ser aprobado por la SCJN el uso medicinal y terapéutico de la mariguana y sus derivados. Este derecho queda plasmado en la Constitución de la Ciudad de México, en beneficio de todas las personas que lo requieran”, expuso.

La resolución se da, un día después de que la Primera Sala del órgano impartidor de justicia, echó abajo el proyecto de sentencia de la ministra Norma Lucía Piña Hernández, que pretendía declarar inconstitucional el artículo 477 de la Ley General de Salud, que sanciona con cárcel a detenidos con hasta cinco kilos de droga.

Aquel proyecto fue presentado luego de la revisión del amparo 5809/2016 por Jesús Ortíz Cutz, que en el año 2013 fue detenido en Yucatán por el delito de posesión de 34.4 gramos de mariguana  y fue condenado a diez meses de prisión.

Por otra parte, con nueve votos a favor, el órgano impartidor de justicia avaló la muerte digna mediante la reforma que también había impugnado la PGR, por la violación a los artículos antes mencionados.

Hoy es un día histórico al ser aprobado por la SCJN el uso medicinal y terapéutico de la mariguana y sus derivados. Este derecho queda plasmado en la Constitución de la Ciudad de México”

Miguel Ángel Mancera

Exjefe de Gobierno de la CDMX

Sin embargo, los ministros resolvieron que lo plasmado en la Carta Magna local sólo reconoce el derecho a la muerte digna, como parte del derecho a vivir dignamente.

“No puede sostenerse que el concepto, “muerte digna”, se refiere en automático y solamente a la eutanasia o el suicidio asistido, por lo que no puede declararse inconstitucional, sobre todo si la Ciudad de México no ha legislado en específico sobre esas conductas”, argumentó.

Finalmente, se estableció que no se haría ningún pronunciamiento sobre si el suicidio asistido es válido en el país, pues sólo se permitió la muerte digna.

“No se hace un pronunciamiento sobre si el suicidio asistido o la eutanasia son o no válidas en nuestro país; sino que únicamente se afirma que el ‘derecho a una muerte digna’ no necesariamente conlleva esas conductas”, apuntó.

Compartir