• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Foto: Especial

Un alto funcionario del proveedor petrolero estatal de Irán se reunió esta semana con compradores chinos para pedirles que mantengan las importaciones luego de que las sanciones de Estados Unidos se activaran, dijeron tres personas familiarizadas con el asunto, pero no lograron obtener garantías del mayor consumidor mundial. del petróleo iraní.

De acuerdo con Reuters, Saeed Khoshrou, director de asuntos internacionales de la National Iranian Oil Company (NIOC), se reunió por separado en Beijing el lunes con los principales ejecutivos de la unidad comercial del gigante petrolero chino Sinopec y del operador estatal de petróleo Zhuhai Zhenrong para analizar los suministros y buscar garantías de los compradores chinos.

Khoshrou acompañaba al canciller de Irán, Javad Zarif, en la primera parada de una gira por las potencias mundiales antes de viajar a Europa. Teherán está realizando un último esfuerzo para salvar un acuerdo nuclear de 2015 que Washington abandonó, con planes de imponer sanciones unilaterales, que incluyen restricciones a las exportaciones de Irán.

China, el mayor comprador mundial de crudo, importó alrededor de 655,000 barriles por día en promedio desde Irán en el primer trimestre de este año, de acuerdo con los datos oficiales de aduanas de China, equivalentes a más de una cuarta parte de las exportaciones totales de Irán.

Los ejecutivos chinos no hicieron compromisos firmes, pero dijeron que las compañías petroleras estatales se alinearán con los deseos de Pekín, dijo la persona. La visita fue de jefe de Marketing de NIOC, el segundo en Beijing este año; también se reunió con clientes chinos hace aproximadamente un mes.

  • El Dato: En castigos previos a Irán, China utilizó bancos distintos para seguir comprando crudo a Teherán.

Una segunda persona, con conocimiento directo de la discusión, dijo que las firmas chinas “compartían la misma esperanza de mantener las compras” y agregó que las compañías todavía están evaluando el posible impacto de las nuevas sanciones.

Las fuentes familiarizadas con el asunto no quisieron ser identificadas porque no están autorizadas para hablar con los medios. Los compradores en Asia, incluida China, y Europa han dicho que solicitarán exenciones de las sanciones durante un período de gracia de seis meses ahora en vigor.

Durante una visita de Zarif a Bruselas el martes, las potencias europeas prometieron mantener vivo el acuerdo nuclear de 2015 sin Estados Unidos al tratar de mantener fluida la inversión y el petróleo de Irán, pero admitieron que tendrían dificultades para proporcionar las garantías que busca Teherán.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de China dijo la semana pasada que lamentaba la decisión de Estados Unidos y pidió a las partes involucradas que se atengan a los enfoques diplomáticos para mantenerse en el camino de la plena implementación del acuerdo de 2015.

Entre 2012 y 2015, las firmas chinas asumieron casi la mitad de las exportaciones de Irán.