• Tamaño de fuente: A  A  A  A  

Aunque en su comparación trimestral el Producto Interno Bruto (PIB) del país registró una desaceleración de 0.1 por ciento en el segundo trimestre del año contra los primeros tres meses, en su balance anual presentó un crecimiento  de 1.6 por ciento.

De acuerdo con la Estimación Oportuna del Producto Interno Bruto en México durante el segundo trimestre de 2018, realizado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía  (Inegi), la primera contracción del año, en al menos dos años y medio, se debió a un bajo desempeño de las actividades primarias y secundarias.

El dato:

  • El Inegi prevé que más adelante se pueda normalizar la actividad económica, liderada por servicios, mientras que el consumo suba.
  • El bajo nivel de la minería y construcción también afectaron las finanzas.

La última ocasión en que registró una caída fue entre octubre y diciembre de 2015, cuando el PIB tuvo una contracción de 0.1 por ciento frente a los tres meses previos, según datos del Instituto.

Con sus cifras anuales, la economía del país aumentó 2.7 por ciento en el periodo de abril a junio  de este año con respecto al mismo lapso del año anterior, lo cual significó su mayor avance desde el primer trimestre de 2017, cuando mostró una variación anual al alza de 3.3 por ciento frente a los primeros tres meses de 2016.

De acuerdo con el consenso de analistas, el resultado que presentó el PIB durante el segundo trimestre del año estuvo por debajo, ya que pronosticaba un alza trimestral desestacionalizada de 0.4 por ciento y un crecimiento de 2.8 por ciento frente al mismo periodo pero de 2017.

“La sorpresiva contracción del PIB en el segundo trimestre fue impulsada en parte por una caída en la producción agrícola, que tiende a ser volátil, pero el crecimiento en el sector de servicios también fue sorprendentemente débil”,  mencionó la consultoría de origen británico Capital Economics, en un reporte.

Cabe recordar que hace un año, a lo largo del segundo trimestre de 2017, el PIB registró un crecimiento de 0.34 por ciento, en su comparación con el primer trimestre de ese año, en cifras ajustadas por temporalidad, mientras que creció 1.8 por ciento en términos anuales.

No obstante, para algunos analistas, este año el PIB ha sido afectado por factores temporales que han arrastrado al sector de los servicios, que ha sido el principal motor económico de México.

Además, la debilidad se explica por el bajo desempeño de la minería y la construcción, que han borrado los efectos positivos que deja el buen momento que atraviesan las exportaciones manufactureras.

“El dato es particularmente preocupante dado el  fortalecimiento del ciclo económico en Estados Unidos; pese a esto, sectores endógenos como la minería (principalmente la industria petrolera) y la construcción han arrastrado la producción industrial de México “, refirió el  equipo de análisis Global Markets Research del banco BBVA Bancomer.

En términos trimestrales, el sector de los servicios fue el único que mostró avances al aumentar 0.3 por ciento entre abril y junio,  mientras que el agrícola disminuyó 2.1 por ciento y las actividades industriales bajaron 0.3 por ciento, en cifras ajustadas por estacionalidad.

El sector servicios, de forma anual, tuvo una variación al alza de 2.4 por ciento con respecto al segundo trimestre de 2017, las actividades agrícolas crecieron 2.0 por ciento en el mismo periodo y la industria tuvo un incremento anual de 0.2 por ciento.

Aunque se debió de una contracción, el consenso aseguró que hacia adelante se puede observar una actividad económica normalizada, liderada por los servicios, en la medida en que el consumo se mantenga en buen  momento.

“Después de todo, parte del tropiezo del PIB en el segundo  trimestre representó un retroceso por factores temporales”, aseguró Morgan Stanley en un reporte.

HACIENDA VE RECUPERACIÓN

Respecto a lo anterior, la economista en jefe de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP),  Alejandrina Salcedo, señaló que el crecimiento económico nacional podría retomar una trayectoria alcista en el próximo trimestre, si el consumo interno y las exportaciones manufactureras continúan mostrando el buen desempeño que han registrado en los últimos meses.

Refirió que las cifras del crecimiento  se afectaron porque la Semana Santa no ocurrió en el mismo periodo que en 2017.

Compartir