• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Las playas mexicanas son un destino turístico. Foto: Especial
Las playas mexicanas son un destino turístico. Foto: Especial

En el primer trimestre del año, el Producto Interno Bruto (PIB) del sector turístico creció 2.0 por ciento anual en comparación con el mismo periodo del año pasado; mientras que en su comparación trimestral repuntó 1.5 por ciento, la mayor alza desde el segundo trimestre de 2017, cuando registró un crecimiento de 2.1 por ciento.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) reportó que el subsector de los bienes registró un repunte de 2.1 por ciento, en tanto que el de los servicios turísticos ascendió 1.3 por ciento, de acuerdo con cifras desestacionalizadas.

De manera anual, el de los servicios avanzó 2.2 por ciento y el de los bienes 1.0 por ciento, respecto a los tres primeros meses del año pasado, detalló.

Gráfico: La Razón de México

Mientras que durante el primer trimestre de 2018, el consumo turístico interior, que es el realizado por visitantes que efectuaron viajes dentro de su país de residencia, mostró un repunte de 2.1 por ciento respecto al trimestre previo, lo que representó su nivel de crecimiento más alto en los últimos 10 meses.

El aumento del consumo turístico lo detonaron los visitantes que residen en el país, al registrar un crecimiento trimestral de 3.5 por ciento (su variación más alta desde marzo de 2009), ya que por el lado del consumo turístico receptivo, que es aquel en el que se contabilizan los gastos de los turistas extranjeros, los resultados fueron negativos, con una variación a la baja de 1.9 por ciento.

VEN RIESGOS EN EL SECTOR TURÍSTICO. Por otra parte, la calificadora Moody’s  señaló que el impulso positivo que ha tenido el sector turístico de México enfrenta ciertos riesgos, como la violencia, la débil actividad industrial y la posibilidad de cancelar el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), en el gobierno del Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador.

“Vemos riesgos para el alojamiento debido a la violencia intensificada, la desaceleración de la actividad industrial y la inversión privada en áreas urbanas; y las amenazas de cancelar el Nuevo Aeropuerto Internacional de México”, indicó.

Gráfico: La Razón de México

Refirió que  el tipo de cambio y el acuerdo aéreo con Estados Unidos, signado en 2016 para eliminar  las barreras a las aerolíneas de ambas naciones, les benefició.

Sin embargo, aseguró que aunque los factores mencionados podrían ser positivos, el nivel del crimen en el país el año pasado llegó a cifras históricas, por lo que muchas compañías cancelaran operaciones, como Grupo México Transportes, cuyos operadores sufrieron interrupciones en su desempeño por esto; mientras otras tuvieron que gastar más en seguridad.

Recordó que la afectación a la industria hotelera como fue el caso de Playa Resorts Holding y Grupo Posadas, cancelaron inversiones y registraron reducciones en las reservaciones después de las alertas de seguridad emitidas por Estados Unidos.

Compartir