Pide papa Francisco salida urgente a crisis en Venezuela

El líder católico ofreció su saludo por la Pascua desde el balcón central de la basílica de San Pedro; asimismo, pidió por el fin del "exterminio" en Siria

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Foto: Especial

En su saludo por la Pascua, ante miles de personas congregadas en la Plaza de San Pedro, el papa Francisco instó hoy a encontrar una salida “cuanto antes” a la crisis que afecta a Venezuela además de pedir paz para los principales focos de tensión y violencia en el mundo.

Desde el balcón central de la basílica vaticana, el líder católico pronunció su bendición y deseó que la resurrección de Jesús lleve esperanza y dignidad a quienes sufren miseria y exclusión como los refugiados, las víctimas del narcotráfico, de la trata de personas y de las distintas formas de esclavitud de la actualidad.

También alzó la voz para que se acabe “el exterminio” que está teniendo lugar en Siria, impulsó las conversaciones en la Península Coreana invitando a las partes a dejar que prevalezca la sabiduría, y pidió “frutos de paz” para Ucrania, Yemen y el Medio Oriente.

Aseguró que los cristianos saben que la resurrección de Cristo es “la verdadera esperanza” capaz de renovar el mundo, marcado por tantas injusticias y violencias, donde hay hambre y falta trabajo.

Más adelante, el papa imploró “frutos de vida nueva” para aquellos niños que, a causa de las guerras y el hambre, crecen sin esperanza, carentes de educación y de asistencia sanitaria; y también para los ancianos desechados por la cultura egoísta, que descarta a quien no es “productivo”.

A quienes en todo el mundo tienen responsabilidades políticas, Francisco los llamó a respetar siempre la dignidad humana, los invitó a esforzarse con dedicación al servicio del bien común, garantizar el desarrollo y la seguridad para los propios ciudadanos.

“Que la luz de Cristo resucitado ilumine en esta Pascua las conciencias de todos los responsables políticos y militares, para que se ponga fin inmediatamente al exterminio que se está llevando a cabo”

Papa Francisco

Invocó la reconciliación para la Tierra Santa, que en estos días ha sido golpeada por conflictos abiertos que no respetan a los indefensos; también para Yemen y para todo el Medio Oriente, donde exhortó a que el diálogo y el respeto mutuo prevalezcan sobre las divisiones y la violencia.

El papa Francisco clamó por los cristianos, que sufren frecuentemente abusos y persecuciones, augurando que ellos puedan ser “testigos luminosos del resucitado” y de la victoria del bien sobre el mal.

Antes de impartir la bendición a todo el mundo, el papa aseguró que la palabra resurrección va más allá de todo y, con la fuerza del amor de Dios, es capaz de ahuyentar los pecados, lavar las culpas, devolver la inocencia a los caídos, la alegría a los tristes, expulsar el odio, traer la concordia y doblegar a los poderosos.

 

 

 

cms