Plan de mariguana legal no incluye regular tienditas

Los perredistas que buscan descriminalizar el consumo y portación de mariguana en el Distrito Federal no planean regular la producción y venta de esta droga, por lo que quienes deseen comprar la cannabis lo deberán hacer en el “mercado negro”, afirmó el asambleísta de ese partido, Vidal Llerenas.

“La compra y el consumo no los vamos a regular. La mayor parte de los países han regulado la no criminalización. Incluso han regulado lugares seguros de venta y consumo, pero muy pocos lo han hecho con la producción”, expresó.

El perredista explicó que legalizar lugares —como en el caso de Uruguay, donde sus habitantes podrán comprar en farmacias la droga— sería “complicado”, ya que, asegura, los establecimientos que tuvieran el permiso estarían en riesgo de violar las leyes federales.

Por ello, afirmó que la iniciativa que encabeza va sobre dos líneas: reclasificar la cannabis para su uso médico y la no criminalización de quienes la consuman y la porten.

Sin embargo, no negó que en el análisis que legisladores y diputados locales y federales del PRD mantienen con abogados como Alejandro Madrazo, Fernando Gómez Mont y Jorge Castañeda, se ha propuesto que existan establecimientos donde se pudiera vender mariguana.

“Lo ideal, yo creo, es movernos hacia lo que se permite en Uruguay, con lugares donde se produzca y se venda de manera controlada a la semana o al mes”.

Sobre la portación, Llerenas adelantó que se plantea 45 gramos por persona, es decir, 40 gramos más de lo que se permite actualmente; así como 5 más de lo aprobado en Uruguay, que es de 40, y 17 más de lo aceptado en Colorado, Estados Unidos, por ejemplo, donde se fijó en 28.

Agregó que aquellas personas detenidas con más de 45 gramos de mariguana se les investigará para saber si son consumidores o narcomenudistas.

Al respecto el diputado federal Fernando Belaunzarán enfatizó que se creará una Comisión de Disuasión junto con el Instituto para la Atención y Prevención de las Adicciones (IAPA), para que se indague a aquellas personas que porten más de lo que establezca la iniciativa.

“Ahí se podrá dilucidar si es narcomenudista, consumidor o si necesita ayuda médica. Esto ya sucede en Portugal”, dijo.

El legislador enfatizó que entre las opciones que se han visto es el modelo holandés, que establece espacios seguros, los cuales, añadió, podrían ser determinados por autoridades como el IAPA.

“Se están viendo opciones. En eso estamos trabajando, son detalles en los que no hemos avanzado. Sabemos que queremos avanzar hacia la no descriminalización, pero qué pasa si establecemos o no sitios seguros de aprovisionamiento”, finalizó.