Política de Trump hace que niños de 5 años sean sus propios abogados

Un video de la cineasta Linda Freedman revela que menores migrantes enfrentan procesos judiciales sin asistencia jurídica; reconoce EU que tiene bajo su custodia a 100 niños menores de 5 años de edad, quienes fueron separados de sus familias en la frontera sur

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Un menor atiende una audiencia sin la compañía e un abogado en una Corte de EU. (Foto: Especial)

Niños que fueron separados de sus familias en la frontera sur de Estados Unidos encaran procesos judiciales como cualquier adulto y tienen que defenderse a sí mismos en una corte de inmigración aunque sean menores de cinco años de edad, revela un video de la cineasta Linda Freedman.

En la grabación se aprecia que el juez William Snouffer preside la Corte y tiene frente a sí, en el lugar que usualmente ocupan los acusados, a un menor de al menos cinco años de edad al que se le colocan audífonos en los que se le traduce su encausamiento.

El juez de la corte de Portland, en Oregon, en la costa oeste de Estados Unidos y a unos 200 kilómetros del centro de detención de migrantes más grande de Estados Unidos ubicado en Seattle, pregunta al niño si entiende de qué se le acusa, a lo que el menor responde negativamente con la cabeza.

“¿Sabes lo que es un abogado? ¿tienes un abogado?”, le cuestiona.

Sin embargo el niño se encuentra solo en la Corte, sin ningún abogado defensor, mientras que por la parte acusadora hay un jurista del gobierno estadounidense.

En el video de 2:28 minutos se observa que los menores pasan uno tras otro, mientras el juez les hace las mismas preguntas.

Niña migrante se aproxima sola al pleno de una corte de inmigración en Portland, EU. (Foto: Especial)

De acuerdo con autoridades, 9 de cada 10 menores que se presentan solos en una corte de inmigración terminan siendo deportados, mientras que cuando lo hacen con un abogado más de la mitad logra permanecer en territorio estadounidense.

De acuerdo con el titular de la secretaría de Salud y Servicios Humanitarios, Alex Azar, reconoció que no son 2, 300, sino 3,000 la cantidad de menores que fueron separados de sus familias.

De éstos, 100 son menores de cinco años de edad, por lo que deben reunirse con sus parientes antes del próximo martes, fecha en la vence el ultimátum impuesto por un juez federal de San Diego a la política de Donald Trump que comenzó a separar a las familias en la frontera con México desde abril pasado.