• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Siboldi, al término del partido contra Toluca, el torneo pasado. Foto: AP
Siboldi, al término del partido contra Toluca, el torneo pasado. Foto: AP

Sólo han pasado tres jornadas y el primer entrenador cesado ya se conoce. Por lo regular, los estrategas que no siguen en su cargo es por un mal accionar y, muy rara vez, por que ellos mismos lo decidieron, pues si les va bien en un equipo no necesitan buscar la salida.

En medio de muchas especulaciones y sin que nadie lo imaginara, Robert Dante Silbodi dejó de ser el entrenador del Santos Laguna por decisión propia, pues por medio de un comunicado de prensa el club comentó que el director técnico renunció por un problema con uno de sus futbolistas, que más tarde  se conoció que fue con Gerardo Alcoba.

“Durante el fin de semana, fue traído a nuestra atención que se han registrado una serie de diferencias entre el Cuerpo Técnico, las cuales derivaron en un conflicto con un jugador, rompiendo de manera irreparable códigos de ética, generando un ambiente poco propicio para el buen desempeño del equipo, y que van en contra de la filosofía y los valores de la institución”, se puede leer en el comunicado.

Después de dar a conocer la noticia se ofreció una conferencia de prensa en la cual estuvo presente el zaguero uruguayo con quien se tuvo el problema, y quien aseguró;  “yo fui el jugador afectado con los problemas recientes con el cuerpo técnico, indirectamente los conflictos internos de ellos me afectan. Sobrerreaccioné, creyendo injustas determinadas acciones y asumiré mi responsabilidad. Lucharé por ganarme de nuevo la confianza. La verdad es la única arma que tiene un verdadero hombre”.

Gráfico: La Razón de México

En el auditorio de Orlegi del Territorio Santos Modelo también acudieron José Riestra, vicepresidente de Futbol de Club Santos Laguna, y Salvador Reyes, quien fungirá a partir de ahora como el nuevo estratega.

“Sabemos y confiamos plenamente en Chava (Reyes), lo conocemos muy bien. Sabe perfectamente cuáles son nuestros objetivos, hacia dónde tenemos que caminar. El comunicado es muy claro; no es un tema que sea de la institución, simplemente el club acepta dadas las circunstancias y  Salvador Reyes es el nuevo proyecto”, dijo el directivo.

En relación al adiós de Siboldi, Riestra manifestó que tanto el técnico como su auxiliar fueron los que presentaron su renuncia, dando a entender que cada quién sabe lo que hace y, sobre todo, recordó una de las frases que Alejandro  Irraragorri les comentó, tras  salir campeones.

“Creo que si presentaron su renuncia es claro que hubo algo más. Hay que ser tranquilos y analizar las cosas. Nuestro presidente lo dice bien: yo creo que es más difícil dirigir el éxito que el fracaso. Ese éxito trae más ego, pues se piensa que ‘gracias a mí se lograron las cosas’. Aquí, si hay estrellas, es por el trabajo de muchísima gente; para nosotros es igual de valioso el trabajo de la cancha que el de las oficinas”.

Quien también tomó la palabra fue el nuevo estratega, Salvador Reyes, quien aseguró que conoce muy bien a todo el plantel y a la institución, pues hay que recordar que él ya había dirigido a los de la Comarca anteriormente.

“Las cosas suceden y ya estábamos en la institución y conocemos los valores, de los cuales yo me siento muy identificado; vamos a tratar de reponernos de esta sorpresa lo más rápido posible, porque el torneo sigue”, resaltó.

Por último, en el comunicado que dio a conocer la institución se manifiesta quiénes seguirán en el club y reconoció que fue Siboldi y Cufré los que pusieron su renuncia sobre la mesa y los laguneros la aceptaron.

Gráfico: La Razón de México

“El cuerpo técnico, reconociendo la gravedad de sus acciones y omisiones, presentó su renuncia y el club decidió aceptarla, dado que aunque es un conflicto entre personas y no con la institución, se pretende que los asuntos entre individuos no afecten la actuación del equipo, ya que la confianza, la cordialidad y el respeto son nuestras herramientas esenciales”, finalizó.

  • El Dato: Sin ser una versión oficial, todo indica que el problema empezó entre Gerardo Alcoba y Leandro Cufré; pero el timonel se puso del lado de su auxiliar y la directiva, de su jugador.
Compartir