• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Barriles de petróleo. Foto: Especial
Barriles de petróleo. Foto: Especial

La Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) determinó retrasar la licitación de dos contratos petroleros, así como la búsqueda de socios para Petróleos Mexicanos (Pemex) hasta el primer bimestre de 2019.

La propuesta de cambio en el calendario fue realizada por la Secretaría de Energía, pero contó con el respaldo de empresas e inversionistas interesados en participar de esos concursos, los cuales pidieron que postergaran la realización de la próxima licitación hasta que tome posesión el nuevo gobierno.

De esta forma, ahora las licitaciones de las rondas 3.2 y 3.3, así como la búsqueda de siete socios para la petrolera estatal Pemex, serán asignadas el 14 de febrero del año de 2019 y no el 27 de septiembre de este año, como originalmente estaba programado.

En la jerga energética esas asociaciones, que se conocen como farmout, están diseñadas para que una empresa, Pemex en este caso, pueda buscar socios que aporten capital o tecnología para acelerar el desarrollo de proyectos energéticos  que le llevaría más tiempo desarrollar por sí misma.

Gráfico: La Razón de México
Gráfico: La Razón de México

“Yo lo veo positivo, el que autoricemos que se amplíen estos plazos, porque recordemos que estamos por entrar en un proceso de revisión de contratos con la nueva administración”, dijo Juan Carlos Zepeda, el comisionado presidente de CNH, en la sesión del pleno donde se aprobó el cambio del calendario.

“No es sólo presumo, y así se ha dicho, no es sólo revisar el proceso de las licitaciones que hemos llevado a cabo con mucha transparencia, sino también lo que se ha manifestado es el deseo del equipo de transición de la nueva administración de revisar el contenido de los contratos”.      

Andrés Manuel López Obrador, el virtual presidente electo del país, ha dicho en varias ocasiones que propondrá una revisión de los contratos que la CNH ha asignado hasta ahora a empresas nacionales y extranjeros.

La decisión de revisarlos busca eliminar la sombra de sospecha de posibles actos de corrupción, pero también pretende analizar si las condiciones en que se estaban diseñando los contratos energéticos eran las más óptimas para el gobierno mexicano.

“Las nuevas licitaciones tendrán el beneficio de que irán con el acompañamiento de la nueva administración”, dijo Carlos Zepeda, en la misma sesión del pleno de CNH.