• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Cuenta con una protección antivuelco para más seguridad. Foto: Autocosmo

lo largo de la historia ha surgido una gran cantidad de súper autos que dejan huella por su poder, velocidad, tecnología o diseño.

Específicamente, en el segmento de los súper deportivos son pocos los autos que a lo largo de los años conservan la misma designación, que les fuera impuesta desde su creación. Así que dentro del recuento de los vehículos que llevan esta tradición, por mucho, el modelo número uno es el 911, que por más transformaciones que ha sufrido desde 1964 siempre es reconocido como nueve-once.

Si se tratara de poner una balanza a todas las opciones que hay en la actualidad del 911, tanto en poder como en configuración de carrocería y hasta tal vez en precio, podríamos decir que el que queda justo a la mitad de la báscula de todos es el 911 Targa 4 GTS. Primero porque al ser un targa obtenemos lo mejor de dos mundos: el de un coupé y el de un convertible; en segundo queda entre las versiones Turbo y Carrera cuando se habla de poder; y en tercer lugar permite que tengamos un desempeño abrupto pero dócil para el manejo diario.

  • El Dato: Por primera vez, el reglaje electrónico del sistema de amortiguación, regula de manera continúa la dureza de las ruedas.

La relación masa/poder no sólo tiene que ver la cantidad de caballos de fuerza, sino también existe un factor clave que es el torque de 405 libras-pie disponibles, apenas pasando las 2,000 rpm.

Por mucho que se diga que los súper autos de la actualidad no ofrecen emoción y que la mayoría carecen de un tercer pedal, hay que adaptarmos a la modernidad.

Aunado a la capacidad de despegue, la mínima sensación de turbolag del seis cilindros de 3.0 litros, el óptimo trabajo de la caja y los modos de manejo, este GTS con el número 4 proporciona una estabilidad de manejo superior, debido a que ofrece tracción en las cuatro ruedas y un ancho de vía 40 mm mayor. Con lo anterior, más todos los sistemas de seguridad incluidos los mismos frenos del 911 Turbo, habría que ser avorazados o cometer un error garrafal para sacar de su trayectoria ideal a este vehículo, que como velocidad máxima tiene 307 km/h.

Lo increíble es con todas estas capacidades demostradas en la pista, este 911 ofrece una docilidad para el manejo para el día a día, esto gracias al modo manejo normal. Como buen deportivo, la baja altura que hay con respecto al piso -20 mm más bajo que el 911 Carrera- y el setting de los amortiguadores orientados a una conducción deportiva, los desperfectos del pavimento son más perceptivos. Pero que haya baches o no ya no es culpa de los ingenieros de Porsche.

Bien mencionamos líneas arriba que existen varios aspectos que colocan a este Porsche 911 Targa 4 GTS, como el mejor 911, cuando se trata de balancear los aspectos de cada una de las versiones, incluido el precio. Considerando el diseño y la configuración de la carrocería, tenemos dos autos en uno. Podemos disfrutar de un coupé  o convertible de techo rígido -deja la barra en color negro y cristal trasero- al momento de replegar de manera automática.