• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Foto: Especial
Foto: Especial

El Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, condenó las agresiones ocasionadas por porros en instalaciones de la UNAM. En conferencia de prensa dijo estar con la misma causa de los estudiantes y anunció que este viernes “es muy probable” que se reúna con el rector Enrique Graue.

“Mañana es muy probable que me reúna con el rector de la UNAM; estoy a favor de los jóvenes que se están manifestando, en contra de estas acciones ilegales, reprobables, de utilización de la fuerza para afectar a estudiantes, golpearlos; no creo que eso deba de permitirse», dijo López Obrador.

Sin embargo, dejó claro que se trata de un problema que debe ser resuelto por los universitarios, pues debe haber respeto a la autonomía de la UNAM. “Yo confío en que las autoridades universitarias podrán dar respuesta a las demandas de los jóvenes”, apuntó.

López Obrador reconoció que los estudiantes se estén manifestando de forma pacífica y que no han caído en ninguna provocación, “a pesar de que todavía hay quienes tiene la mala costumbre de entrometerse en asuntos que no les corresponde”.

Al señalar esto último, el político tabasqueño aseguró que todavía hay infiltrados: “se meten grupos de intereses creados de todo tipo, siempre ha habido infiltración de grupos, es algo que siempre hemos sabido y padecido; pero esto se va a terminar, ya no va a ser así, no va a permitir el nuevo gobierno que se lleven a cabo acciones vandálicas en contra de los estudiantes, no queremos porrismo en las universidades”.

Aseveró que la administración a su cargo no va a alentar actitudes vandálicas, ni permitirá actividades de espionaje: “nada de estar desde el gobierno, organizando grupos de choque, eso se termina por completo”; asimismo, reiteró que no habrá persecución contra nadie.