Panal
Foto: Especial

José Antonio Meade, precandidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a la Presidencia de la República y el dirigente nacional del Partido Nueva Alianza, Luis Castro Obregón, se reunieron ayer por la mañana para analizar las condiciones de una alianza social y ciudadana que sea capaz de ganar las elecciones de 2018.

El encuentro se realizó en una librería de la colonia Condesa en la Ciudad de México, en donde coincidieron que más que una disputa entre partidos, las elecciones se caracterizarán por un enfrentamiento entre dos proyectos de nación diferente; el primero que encabezan ambos partidos de corte liberal, democrático y moderno que respeta las libertades de los ciudadanos.

En cambio, el segundo proyecto mira al pasado con contenidos demagógicos y prácticas autoritarias que amenazan la estabilidad económica del país, las libertades y democracia que existe en México.

Tanto Meade Kuribreña como Castro Obregón coincidieron en que una posible coalición requiere de la participación y activismo de las mujeres, jóvenes, maestros y maestras que representan tres de las principales fuerzas del Partido Nueva Alianza.

En entrevista con La Razón, Luis Castro adelantó hace un par de días que buscaría la opción de realizar una alianza con el PRI acudir a las elecciones de manera solitaria, debido a que ninguna de las opciones políticas comparte su ideología.

“Tenemos la opción de subirnos a un tren de alta velocidad que va hacia adelante o quedarnos en un tren que mira al paso con un retroceso histórico”, apuntó el líder del Panal.

Al terminar la reunión ambas partes acordaron mantener el diálogo a través de una serie de encuentros entre las dirigencias partidistas, mismas que se prevén se llevan a cabo en los siguientes días.

Hasta el 14 de diciembre las fuerzas políticas tienen de plazo para hacer oficial la coalición o acudir de manera individual a la contienda electoral de 2018.