Princesa japonesa deja privilegios por casarse con plebeyo

La princesa japonesa Mako tomó la decisión de abandonar sus privilegios como parte de la familia real a cambio de contraer matrimonio con un universitario que trabaja en la industria turística.

La princesa se comprometió con Kei Komuro, un joven de su misma edad que trabaja en un bufete de abogados, según informó la Agencia del Hogar Imperial.

princesa2-2.jpg

La pareja se conoció hace unos cinco años a través de un amigo en Universidad Cristiana Internacional, a la que ambos asistieron. Tanto el Príncipe Akishino como su esposa Kiko aceptaron la unión, según informó la casa real.

El futuro esposo trabaja en un bufete de abogados en Tokio, le gusta tocar el violín, cocinar, y sabe esquiar. Además es un hombre reservado ya que al ser cuestionado sobre su relación solo comentó que hablará más adelante.

Mako, de 25 años, es primera nieta del emperador Akihito e hija del príncipe Akishimo.