A prisión, alto ejecutivo de VW por encubrir contaminación de vehículos

El empleado de la automotriz no reveló un software clandestino usado para engañar los controles de emisiones; 600 mil vehículos de VW son fraudulentos

WOLFSBURG, GERMANY - SEPTEMBER 23: Rain clouds are seen over a Volkswagen symbol at the main entrance gate at Volkswagen production plant on September 23, 2015 in Wolfsburg, Germany. Volkswagen CEO Martin Winterkorn and other members of the supervisory board are believed to be meeting inside the headquarters to discuss the Volkswagen Diesel emission scandal, which affects 11 million vehicles worldwide. (Photo by Alexander Koerner/Getty Images)
Un alto directivo de Volkswagen fue sentenciado el miércoles a siete años de prisión por encubrir una conspiración para evadir los límites de contaminación de los vehículos de diésel en Estados Unidos.El juez calificó su acción como un fraude insólito para los consumidores estadounidenses.Oliver Schmidt, quien es la segunda persona en ser enviada a prisión por el escándalo de la empresa Volkswagen, llegó a Estados Unidos de Alemania en 2015 para reunirse con las suspicaces autoridades de California.

Oliver Schmidt dice que actuó por iniciativa propia… ¿será?

Sin embargo, Schmidt no reveló un software clandestino que había engañado a las autoridades para que creyeran que VW cumplía con los controles de emisiones en casi 600 mil vehículos.

También engañó a los investigadores estadounidenses y destruyó documentos.

“Basándonos en el sentido común, estoy seguro que usted vio este encubrimiento como una oportunidad para brillar y para subir a un puesto más alto en VW”, señaló el juez de distrito Sean Cox.

“Su meta era impresionar a los altos directivos”, le dijo el juez.

El juez llamó a Schmidt, quien dirigió la oficina ambiental y de ingeniería de VW en Michigan durante tres años, un “conspirador clave” en el engaño.

“Sin confianza en las corporaciones, la economía no puede funcionar”, dijo Cox.

Los vehículos diésel de VW fueron programados para generar ciertos resultados de emisiones únicamente durante sus pruebas y no durante el uso regular en carreteras.

El plan fue concebido en 2006 y los vehículos fueron promocionados como “diésel limpio”. El fiscal del Departamento de Justicia, Ben Singer, lo llamó “el colmo de la ironía”.

Schmidt, de 48 años, fue arrestado en Miami en enero cuando trataba de regresar a Alemania después de unas vacaciones. Ha estado detenido sin derecho a fianza.

“Por la perturbación en mi vida solo puedo culparme a mí mismo… Acepto la responsabilidad del mal que cometí”, expresó Schmidt al juez.

El ingeniero James Liand cooperó con las autoridades del FBI y recibió una sentencia de 40 meses en prisión hace unos meses.

Otros seis empleados de VW y de Audi fueron encausados, pero se encuentran en Alemania, fuera del alcance de las autoridades de Estados Unidos.

Con información de AP

jmg