Provoca mala regulación más informalidad

El principal obstáculo en el país para establecer o abrir nuevas empresas y empezar a operarlas es la complejidad del marco regulatorio en todos los niveles de gobierno, es decir, federal, estatal y municipal, lo cual fomenta una mayor proporción de trabajo informal y actos de corrupción administrativa.

El Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP), alertó que dicha sobrerregulación en los procesos productivos es más evidente a nivel municipal, en donde el nivel de satisfacción por los servicios que prestan apenas alcanza 61 de 100 puntos.

“Si bien a nivel estatal y en trámites federales ha habido avances importantes, es fundamental que en los municipios se pueda homologar esta eficiencia para facilitar la creación de nuevas empresas y la fortaleza operativa de las ya existentes”, indicó el centro de estudios.

En su reporte semanal, refiere que lleva 20 años realizando la Encuesta Sobre la Calidad del Marco Regulatorio en las Entidades Federativas, el cual ha servido para que las compañías tengan información relevante para decidir en qué invertir de manera sectorial y geográfica, para identificar cuántos días son necesarios para abrir un negocio o sondear pagos extraoficiales.

Mientras que las autoridades la ocupan como herramienta para evaluar el desempeño e identificar nichos de mejora en materia de regulación, indicó el CEESP.

Aunado a ello, dijo que debido a una mayor incidencia de sobrerregulación en los gobiernos locales, empezó desde 2014 a trabajar en la Encuesta sobre Mejora Regulatoria, Gobernabilidad y Buen Gobierno en los Principales Municipios de México, en el que se analizaron 56 municipios, de los cuales, el mejor calificado fue Guasave, Sinaloa, y el de menor satisfacción fue Centla, Tabasco.

Expuso que de los ocho servicios analizados en la encuesta, el peor calificado fue el de seguridad pública.