• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Gerardo Esquivel durante el Foro Banorte. Foto: Cuartoscuro
Gerardo Esquivel durante el Foro Banorte. Foto: Cuartoscuro

El próximo gobierno no prevé un recorte en el Presupuesto de Egresos de la Federación; sino más bien espera un reacomodo del gasto público, para cuidar la estabilidad fiscal y evitar el endeudamiento, aseguró Gerardo Esquivel, quien está contemplado como subsecretario de Egresos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) de la próxima administración.

“La idea es que el presupuesto que se presente el 15 de diciembre refleje todas estas preocupaciones y prioridades del Presidente electo, pero que al mismo tiempo dé certidumbre al sector privado y a los inversionistas de que se mantendrá la estabilidad fiscal del país”, dijo durante su participación en el Foro Estrategia Banorte 2018. 

En entrevista al término de su participación, detalló que, debido a la ampliación de los programas para adultos mayores, jóvenes, inversión en infraestructura y apoyos productivos se incrementará el gasto, pero siempre cuidando la estabilidad fiscal, para que no implique endeudamiento.

En este sentido, precisó que para la implementación de sus planteamientos se buscarán ahorros con la eliminación de programas sociales que se dupliquen, que sean ineficientes o tengan un mínimo impacto en la población; además de la reducción y compactación de áreas burocráticas.

Señaló que seguirán trabajando en las próximas semanas con el equipo de la actual administración para que el presupuesto que se presentará el 15 de diciembre al Congreso de la Unión refleje tanto las preocupaciones y prioridades del próximo gobierno, pero también brinde certidumbre al sector privado, a los inversionistas.

Nosotros sabemos lo crucial de dar certidumbre a la IP, pero también sabemos la importancia de la estabilidad fiscal”

Gerardo Esquivel

Próximo Subsecretario de Egresos

“Para nosotros eso es importante, nosotros sabemos lo importante y lo crucial de este aspecto, pero al mismo tiempo sabemos que la estabilidad fiscal es necesaria, pero no ha sido suficiente; necesitamos, por lo tanto, hacer cambios en la composición del presupuesto, porque si seguimos haciendo lo mismo con el presupuesto vamos a tener los mismo resultados”, aseguró.

A eso se sumarán los ahorros en las compras consolidadas que se esperan aplicar casi desde el inicio de la próxima administración, lo que contribuirá a una disminución importante en el tema de  la corrupción, destacó.

Gráfico: La Razón de México

Más adelante añadió que con la concentración de las compras de gobierno la dependencia federal espera generar muchos más ahorros de entre 100 y 150 mil millones de pesos.

Asimismo, añadió que proponer un gobierno austero no implica hacer más pequeño al Estado, sino reducir el gasto para destinarlo a programas prioritarios; ante esto, admitió que existen 25 programas prioritarios que requieren recursos por 500 mil millones de pesos en el primer año de la administración de López Obrador.

Por último, Esquivel mencionó que el país no puede seguir creciendo a un ritmo de 2.0 por ciento por año, ya que se necesita fortalecer la capacidad de crecimiento del país, para combatir la pobreza y la desigualdad.

“La pobreza hoy en día sigue siendo tan alta como lo era en 1992, que es el primer año para el cual tenemos cifras disponibles de pobreza y por eso, lo que plantearemos el 15 de diciembre será un presupuesto absolutamente responsable, pero que refleje estas prioridades en búsqueda de una mayor capacidad de crecimiento del país para poder abatir la pobreza y la desigualdad”, aseveró.

  • El Dato: Gerardo Esquivel descarta que el siguiente sexenio busque hacer más pequeño al Estado, pues quieren brindar más recursos a 25 programas prioritarios.