• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
El exalcalde de Sao Paulo, en un mitin el 5 de septiembre. Foto: AP
El exalcalde de Sao Paulo, en un mitin el 5 de septiembre. Foto: AP

La presidenta del Tribunal Superior Electoral (TSE), Rosa Weber, rechazó ayer los recursos presentados por la defensa del expresidente preso de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, que intentaba ganar tiempo para que las autoridades aceptaran su candidatura rumbo a los comicios generales de octubre.

De esta manera, dio un ultimátum al Partido de los Trabajadores (PT) para sustituir al expresidente por otro candidato, a más tardar hoy.

Weber, quien ya presidió la sesión del pasado día 31 de agosto, en la que el TSE declaró “inelegible” a Lula como consecuencia de su condena por corrupción, a pesar de liderar los sondeos con 40 por ciento de la intención de voto, negó a la defensa la petición de extensión del plazo para la sustitución del candidato.

Aunque el recurso para analizar su inhabilitación fue enviado por la magistrada a la Corte Suprema, existen pocas posibilidades de que Lula da Silva obtenga una decisión favorable en las próximas horas, pues dos recursos le fueron negados en la misma instancia, la semana pasada.

De esta manera, el partido del expresidente no tendrá otra opción que anunciar hoy al aspirante sustituto; todo apunta a que el número dos de Lula, Fernando Haddad, quien figuraba como candidato a la vicepresidencia, asuma la causa del PT de cara a las presidenciales.

Apenas el pasado domingo, el juez instructor del “caso Lula” en el caso que desembocó en la inhabilitación de su derecho a ser votado, Luis Roberto Barroso, determinó que el Partido de los Trabajadores tampoco podrá exhibir como candidato a Lula da Silva en la propaganda electoral pautada en el sistema de radio y televisión.

De esta forma, si no se produce un giro inesperado en la Corte Suprema, Lula da Silva quedará definitivamente fuera de los comicios del próximo 7 de octubre, afectados por una gran incertidumbre, pues él era el gran favorito en los sondeos, en los que creció a pesar de estar encarcelado desde el 7 de abril por su condena a 12 años y un mes de prisión.

Fernando Haddad, exalcalde de Sao Paulo, podría asumir la candidatura acompañado por Manuela d’Ávila, una joven política del Partido Comunista de Brasil, quien ocuparía la candidatura a la vicepresidencia.

Con un apoyo en los sondeos cercano al 8 por ciento, 32 puntos menos que Lula, no está clara la capacidad de Haddad para encarar la contienda electoral, si es que absorbe los votos de Lula, en un escenario incierto tras el atentado contra el ultraderechista Jair Bolsonaro.

ACUSACIONES TAMBIÉN ACECHAN A HADDAD. El Ministerio Público de São Paulo dijo el pasado 5 de septiembre que presentó una denuncia contra Fernando Haddad, aún candidato a vicepresidente en la fórmula del exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva, quien posiblemente lo sustituirá en la carrera presidencial.

“El promotor de Justicia Marcelo Mendroni presentó una denuncia criminal por corrupción este lunes (3 de septiembre) contra el exalcalde de São Paulo Fernando Haddad”, informó la Fiscalía paulista en un comunicado difundido este martes.

La denuncia se refiere a la supuesta recepción, por parte de Haddad, de 625 mil dólares de manos de la empresa UTC Ingeniería a modo de soborno. Según el fiscal, el dinero era el pago de una deuda contraída durante su campaña para las elecciones municipales de 2012. Lo habría entregado Alberto Yousseff, cabecilla de la trama corrupta de Petrobras, con contratos firmados con compañías gráficas.

  • El Dato: En 2016, Hadad no logró reelegirse como alcalde de Sao Paulo; algunos sondeos lo ubican con un 8 por ciento del apoyo de los brasileños, si no absorbe los puntos de Lula.

Fernando Haddad

  • Posible candidato
  • Edad: 55 años
  • Académico y político brasileño de origen libanés
  • Ministro de Educación en los gobiernos de Luiz Inácio Lula y Dilma Roussef
  • Fue alcalde de Sao Paulo