• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
El actor, dando vida al personaje James Cox.

Después de que Netflix prescindiera del actor estadounidense Kevin Spacey cuando protagonizaba la exitosa serie House of Cards, por estar involucrado en acusaciones de acoso sexual, el ganador del Oscar a Mejor Actor en 1999 volvió a la pantalla grande, pero con un rotundo fracaso. La película Billionarie boys club, que se estrenó en 10 salas de Estados Unidos, recaudó 126 dólares (dos mil 382 pesos) en su primer día.

La cifra equivale a menos de dos entradas vendidas por sala de cine, de acuerdo con un cálculo que hizo The Hollywood Reporter.

  • El dato: En julio pasado tres hombres más presentaron denuncias en su contra, en Londres.

En Billionarie boys club Spacey tiene un papel secundario y da vida a Ron Levin, un estafador que murió en un caso real de asesinato en la década de los 80.

El filme de James Cox fue el último que Spacey rodó antes de que salieran a la luz las acusaciones en su contra, las cuales surgieron a partir del testimonio del actor Anthony Rapp, en octubre del año pasado. Desde noviembre, más de 30 hombres han alzado la voz.

A pesar del escándalo se decidió seguir con la película e incluso el distribuidor Vertical Entertainment, declaró: “Esperamos estas acusaciones angustiosas relacionadas con el comportamiento de una persona, que no se conocían cuando la película se hizo, no empañen el lanzamiento”.