Quinceañero vuelve a la cárcel tras arresto por robo a pensión

Era parte de un comando armado aprehendido el lunes

Axel Omar apenas tiene 15 años de edad y ayer regresó por sexta ocasión a las galeras de la Procuraduría General de Justicia capitalina (PGJCDMX).

Él forma parte del comando armado que la noche de lunes entró a una pensión en la colonia Guerrero para robar una decena de automóviles.

Las autoridades descubrieron que en total, de los nueve ladrones, cinco eran menores de edad. El mayor de todos los delincuentes apenas tiene 21 años. El menor es precisamente Axel Omar.

El primer reporte de arresto del joven fue cuando tenía 13 años.

5 Vehículos de lujo pretendían robar los jóvenes ladrones

El registro de la Policía detalla que lo han detenido por portación de arma de fuego, robo a negocio con violencia y robo a transeúnte en el 2013, 2014 y 2015. Sus capturas quedaron registradas en los expedientes FTLP/TLP-3/T3/3123/12-2013, FNNA/57/T1/1232/14-09, FNNA/57/T2/2713/15-04, FNNA/57/T3/422/15-06 y FAM/57/72/1341/13-09.

De acuerdo con los reportes, otro de los detenidos es Hugo Alexis Herrera. Al ser aprehendido el hombre mintió y dijo ser menor de edad. Sin embargo, ayer se confirmó que en realidad es adulto.

Este sujeto fue investigado en 2015 al ser descubierto en posesión de varios cartuchos de arma de fuego.

Todos los detenidos viven en la zona centro de la ciudad, en casas de República de Paraguay.

  • El Dato: los ladrones llevaban 2 armas de fuego reales, un falso rifle AK-47 y dos ametralladoras de gotcha.

Las autoridades tienen informes de que antes de irrumpir el estacionamiento público, participaron en el robo de un camión de galletas. Tras quitárselo al conductor lo llevaron a la colonia Guerrero, donde esperaban descargarlo.

La noche del asalto a la pensión, el grupo de ladrones llevó una pistola y un arma larga reales. Pero también usó un falso rifle AK-47 y dos ametralladoras de las que se emplean para jugar gotcha.

Tras llegar a la pensión de autos de la Guerrero, sometieron al vigilante, al que le quitaron las llaves de diversos autos. Se dieron tiempo de elegir cuáles se llevarían.

Tomaron las de un Mercedes Benz, una camioneta Renault, un Honda… Los hombres subieron a los autos y acomodaron todos en fila para comenzar a salir y escapar de ahí. Sin embargo, operadores del Centro de Monitoreo detectaron el movimiento inusual y enviaron a agentes del sector Buenavista a revisar qué sucedía.

Un vecino también alcanzó a ver a los jóvenes y llamó a la policía. Agentes de la SSP llegaron tres minutos después.

El estacionamiento estaba cerrado, pero se escuchaban ruidos.

Los agentes pidieron apoyo y organizaron un operativo para detener a los hampones. Ahí esperaron a que se abriera el portón. Al ver a los agentes, los jóvenes trataron de huir, pero fueron capturados.