• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Su espacio en el interior es accesible para toda la familia, pero además ofrece tranquilidad. Foto: Autocosmos
Su espacio en el interior es accesible para toda la familia, pero además ofrece tranquilidad. Foto: Autocosmos

La RAM 1500 2019 ofrece una propuesta de valor que ya no radica en sus capacidades como vehículo de trabajo, sino en la experiencia como producto de lujo. El auto fue desarrollado para entregar la mejor experiencia de la historia, ya sea hablando de manejo, calidad de marcha o de confort abordo. Inicialmente, sólo llega a nuestro mercado la versión Limited; es decir, la más equipada y sofisticada.

La RAM 1500 estrena un nuevo chasis que está fabricado prácticamente en su totalidad en acero de ultra alta resistencia, con lo cual es más ligera y más rígida. Asimismo, gracias a la utilización de paneles de aluminio en algunos componentes de la carrocería, como el cofre o la tapa de la batea, el peso total se redujo en unos 100 kilos.

El diseño también representa un rompimiento total con el lenguaje que venía evolucionando desde la segunda generación; las formas ahora son fluidas y el frontal ha perdido algo de esa rudeza que caracterizaba a las RAM; pero esto tiene una razón de ser y es que la nueva silueta es más eficiente, desde el punto de vista de aerodinámica. Con ello se obtienen grandes beneficios por principio de cuentas, mejora el rendimiento de combustible y en segundo, se reduce el ruido de rodamiento producido por el viento.

Aun así se mantienen elementos como el uso masivo del cromo en parrilla y fascia frontal, en donde, por cierto, destaca la ausencia del emblema del carnero, ya que en la parte central solamente se despliega bien grande la leyenda RAM. Los rines de 22” son opcionales y se ven impresionantes, mientras que el estribo retráctil le confiere una apariencia lateral muy limpia y atractiva.

Gráfico: La Razón de México

Atrás, la tapa de la batea se puede abrir desde la llave y al ser de aluminio resulta tan ligera, que se puede cerrar fácilmente. Aquí sí encontramos un gran carnero en la parte central, así como unas salidas de escape circulares y cromadas, lo que refuerza la gran apariencia deportiva.

Bajo el cofre hay un V8 HEMI de 5.7 litros, que en esta ocasión entrega 395 hp y 410 lb-pie de torque y que va asociado a una trasmisión automática de ocho velocidades que es todavía más suave que antes. La tracción, funciona por default en modo 4×2, enviando la potencia a las ruedas traseras, aunque evidentemente, y como no podía ser de otra forma, es 4×4, se activa fácilmente con apretar los botones ubicados al costado izquierdo del selector de marchas, que es circular y está en la parte inferior del tablero.

La marcha suave responde a la suspensión trasera, que es de resortes helicoidales, en lugar de la típica elección de muelles.

Compartir