• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Foto: Autoscosmos

Independientemente del lujo, este camión es un imán de miradas tan sólo por su inmensa carrocería. Tan sólo basta estar junto a una Ford Lobo o una Ram 1500, vehículos ya de por sí grandes, para ver que se miran pequeños ante la monumental carrocería de la Ram 2500 HD. Si a esto le sumamos que la versión Limited Tungsten Edition suma decoraciones de cromo, los estribos, la parrilla, el portón trasero y rines de 20 pulgadas, es más que sublime.

En el caso de la versión Limited Tungsten Edition, el formidable espacio y la numerosa cantidad de lugares para guardar objetos (tan sólo en el tablero y puertas suman más de 30 espacios) se ven gratificados con un toque de lujo y atención al detalle pocas veces visto en una pick up.

De hecho, podemos decir que ni algunos modelos premium alcanzan a equipar el mismo tipo de cuero, o bien, tener un techo forrado de gamuza, como sí lo hace esta pick up.

A este nivel de decoración hay que sumar atavíos de metal pulido, madera genuina y elementos de confort como el quemacocos, la pantalla táctil que administra el sistema de información y entretenimiento (navegación, Apple Carplay y Android Auto, aire acondicionado).

Como Heavy Duty, la capacidad de carga y remolque son sus puntos fuertes. Vaya, es como llevar un automóvil subcompacto. Sin duda, lo más sorprendente es la capacidad de arrastre de casi 7 toneladas.

Esto no sería posible, de no ser por el motor V8 HEMI de 6.4 litros, la caja automática de seis cambios y el sistema de 4×4 con caja de transferencia electrónica. Tal vez no esté a la par del torque que ofrece la bestial F-250 Super Duty; sin embargo, al ser bloque de aspiración normal el peso de más de cuatro toneladas no se hace sentir una vez que las 429 libras-pie de torque son exigidas al máximo.

Gráfico: La Razón de México