• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Foto: Especial

El tiempo como rival es invencible. Ayer la desdicha despertó a los aficionados del Real Madrid. Apenas el pasado sábado alcanzaron la cumbre máxima de la gloria, al lograr su título número 13 de la EUFA Champions League, una más en la era del técnico Zinedine Zidane, quien dimitió a su cargo como estratega de los merengues y lo hizo desde la cima, así como lo hacen los grandes.

Hace poco menos de 12 años, El Mago, quien con los blancos se dedicó a ganar títulos a diestra y siniestra, vivía uno de los capítulos más bochornosos de su vida y su carrera futbolística. Se jugaba la final del Mundial de Alemania 2006, entre Italia y Francia, la cual ganó la Azzurra; sin embargo, aquel partido quedó marcado para siempre por la agresión que Zidane hizo al defensor Marco Materazzi, un cabezazo en el pecho del zaguero que le costó la expulsión al mejor hombre de los franceses; ahí los galos perdieron el cotejo y Zizou comenzó a culminar su carrera. Parecía un cerrajón abrupto y negro.

Pero el futbol y la vida dan revanchas y el ahora extimonel de los merengues toma la oportunidad de decir adiós a lo grande, lse despide por decisión propia tras 149 partidos oficiales y 9 títulos, siendo el segundo entrenador más laureado en la historia del club. Ganó tres Copas de Europa consecutivas, un caso único en la historia del balompié. Fue tan contundente que logró un título cada 17 partidos.

Gráfico: La Razón de México

“Tomé la decisión de no seguir en el cargo. Es el momento para todos. Lo primero para mí, para la plantilla y para el club. Es un momento un poco raro. Pero había que hacer esto. Lo que pienso es que este equipo debe seguir ganando y necesita un cambio. Después de tres años necesita otro discurso, otra metodología de trabajo, y por eso tomé esta decisión. Quiero mucho a este club, también al presidente que me ha dado la oportunidad de venir a jugar al Real Madrid y le estaré agradecido toda mi vida, pero hoy hay que cambiar para mí y para todos”, ésas fueron las palabras de Zidane y nadie lo puede refutar.

Fue el 4 de enero de 2016 cuando el galo fue nombrado entrenador del primer equipo blanco, en sustitución de Rafa Benítez. Sólo era un interino, una prueba que resultó por demás exitosa, pues al final quedó atrás de Miguel Muñoz, el entrenador con más partidos en el banquillo merengue con un total de 604 encuentros y también el más laureado, con 9 títulos nacionales, más dos Copas de España, dos Copas de Europa y una copa Intercontinental. No obstante, Zinedine Zidane dejó la puerta abierta para alcanzar el récord.

“Puede ser un hasta luego, porque el Madrid me ha dado todo. Y voy a estar cerca de este club toda la vida. Pero la decisión, aunque para muchos no tenga sentido, para mí sí la tiene. Quiero agradecer a la afición, porque no sólo como entrenador, también como jugador, siempre me han apoyado. Hemos vivido momentos complicados en la temporada cuando hay pitos, pero forma parte de este club, porque la afición es exigente, pero a veces los jugadores lo necesitan y de vez en cuando que la afición aprieta nos viene bien”, agregó.

Así, de forma abrumada, pero también sensata, el oriundo de Marsella se marcha, poniendo los intereses del equipo blanco por encima de los suyos, eso no quita que a la afición blanca, a largo tiempo, le quede un vació en el estómago al ver partir a su Mago que en dos temporadas y media apareció título por doquier.

  • El Dato: El francés, antes de llegar al primer equipo, fue el entrenador del Real Madrid B y subió tras la destitución de Rafa Benítez hace dos temporadas.

Una pérdida para el Madrid: Casillas

Como una pérdida sensible para el madridismo calificó Iker Casillas la renuncia de Zinedine Zidane a la dirección técnica del Real Madrid, sólo cinco días después de que conquistara su tercera Champions, bajo el mandato del galo.

“Conociéndolo como jugador y como persona, supongo que meditó antes la decisión y que es consciente que sabía que iba a ser notorio por ganar su tercera Champions consecutiva como entrenador, pero hay que respetarla; por supuesto que para el madridismo es una pérdida importante”, aseveró el guardameta durante su presentación como comentarista y analista de TV Azteca, para la cobertura del Mundial.

Por otra parte, indicó que ve a México con posibilidades de trascender en Rusia.

“En los últimos años México ha dado un paso gigante en categorías inferiores y lo bueno es que esos jugadores ahora forman parte de la selección absoluta. Puede ser que llegue lejos, ¿por qué no?, pero es difícil, se tienen que seguir muchos pasos y que la pelota entre en la otra portería”, dijo.

El campeón mundial con España en Sudáfrica 2010 tiene a la Furia como su principal candidata para el título en la justa veraniega.

Con información de Enrique Villanueva

Compartir