• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Jaime Rodríguez recibe a López Obrador al llegar a Monterrey, ayer. Foto: Cuartoscuro
Jaime Rodríguez recibe a López Obrador al llegar a Monterrey, ayer. Foto: Cuartoscuro

El Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, afirmó que aunque persisten problemas graves, como la pobreza e inseguridad, la administración del actual Jefe del Ejecutivo, Enrique Peña Nieto, no dejó un país en crisis política ni financiera.

“Hay problemas; es público, es notorio que hay una crisis en el país; pero también se ha logrado que la transición se esté dando en armonía, con estabilidad. No hay crisis política, no tenemos una crisis financiera, no está pasando lo que desgraciadamente está sucediendo en Argentina”, dijo en entrevista a su llegada al aeropuerto Mariano Escobedo de Monterrey, Nuevo León, y coincidió con el Presidente acerca de que recibiría un México más fuerte, como asentó el mandatario en su sexto mensaje de gobierno.

Agregó que él es respetuoso del actual gobierno, pues lo que menos quiere es “juzgar a nadie”, y aseveró que prefiere ver para adelante, por el bien de México. “Sí tenemos problemas graves, hay mucha pobreza, sobre todo mucha inseguridad y mucha violencia, pero hay condiciones también porque hay ánimo de esperanza de la gente, de que las cosas van a mejorar, van a cambiar. Yo no quiero juzgar a nadie; yo veo para adelante, lo que menos quiero es pelear”, señaló.

Aprovechó para hacer un llamado a los legisladores de Morena, para que no pierdan el decoro, que no haya excesos y que no se humille a nadie en las cámaras durante las próximas comparecencias de secretarios de Estado.

En el aeropuerto, el tabasqueño fue recibido por el gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez, quien descartó tener algún conflicto con quien fuera su adversario en las elecciones del 1 de julio. En una plática informal en el área de comida, El Bronco le solicitó atender proyectos prioritarios para la entidad, de cara a la presentación del presupesto federal.

Más tarde, el Presidente electo se reunió con empresarios de Nuevo León, a quienes pidió su apoyo para que el programa de empleo para jóvenes que ni estudian ni trabajan sea una realidad.

“Ustedes tienen dimensión social, dimensión cívica y ésta es la oportunidad también de reafirmar esa vocación social que les caracteriza”, dijo ante integrantes de la Cámara de la Industria de Transformación de Nuevo León (Caintra). A nombre del sector empresarial regiomontano, Juan Ignacio Garza Herrera, presidente de la Caintra, adelantó que el organismo se compromete a crear diez mil empleos para jóvenes en el estado.

Finalmente, López Obrador anunció que se analiza desaparecer al Instituto Nacional del Emprendedor. “¿Sirve? o es un Instituto donde se les da trabajo bien pagado a un grupo de personas y ahí se queda el dinero”, cuestionó.

  • El Dato: Rodríguez es el segundo excandidato con el que se reúne López Obrador, después de José A. Meade.