Refuerza Trump estrategia antimigrantes y ahora separa a familias para deportar

El procurador de Estados Unidos, Jeff Sessions, advirtió que la frontera con México no está abierta; seguirán los juicios contra padres de familia que entraron de manera ilegal con sus hijos

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Foto: Especial.

La administración del presidente Donald Trump planea intensificar los juicios contra padres de familia que cruzan de manera ilegal la frontera de Estados Unidos con sus hijos y con ello separar a más familias, con la esperanza de impedir tales cruces, dijeron autoridades.

La política ha sido revisada desde los primeros días de la administración Trump y es parte de la campaña para castigar a las personas que llegan ilegalmente a Estados Unidos y así disuadir a los migrantes de solicitar asilo.

Este lunes, el procurador general de Estados Unidos, Jeff Sessions, advirtió que la frontera con México no está abierta y se deportará a quien entre de forma ilegal.

“Este borde no está abierto. No vengas ilegalmente”, dijo Sessions, quien acudió a la frontera entre ambos países para evaluar nuevas prácticas sobre el control migratorio.

“Si cruzas la frontera ilegalmente, te procesaremos”, señaló Sessions, quien agregó que incluso aquellos que soliciten asilo político serán procesados si no siguen el procedimiento adecuado para entrar.

En una rueda de prensa en el parque de la Amistad, muy cerca de la frontera con Tijuana, el funcionario estadunidense asistió acompañado por el director interno de la agencia de Migración y Aduanas (ICE, siglas en inglés), Thomas D. Homan.

Session indicó que se mantendrá la medida que separa a familias sólo en los casos de que el padre o la madre sean procesados por haber cometido un delito o haber entrado ilegalmente al país.

También habló de los 35 jueces que son enviados a la frontera para procesar de forma más rápida los procesos de asilo político que se reciben en esta región.

En un momento en la rueda de prensa, un estadunidense no identificado que vestía una camiseta blanca y llevaba un megáfono exigió que Sessions dejara su estado y su ciudad.

“Eres un malvado, malvado y malvado”, dijo el manifestante que llamó a causar división y odio en el país, y quien fue removido del área sin que el asunto pasara a mayores.

La conferencia se produce una semana después de que una caravana de migrantes de América Central llegó a la frontera con Estados Unidos en Tijuana en demanda de asilo político.

La visita de Sessions marca la tercera visita de alto perfil de la administración Trump a la región fronteriza en los últimos dos meses.

fgr