• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Las reglas de origen automotriz fue motivo para que negociación de TLC no avanzara meses atrás. Foto: Especial
Las reglas de origen automotriz fue motivo para que negociación de TLC no avanzara meses atrás. Foto: Especial

Las reglas de origen que se aceptaron en el acuerdo en principio firmado entre México y Estados Unidos, como parte del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), obligarán a que la industria automotriz de México sufra una reconfiguración industrial para que pueda cumplir con dicho acuerdo y contrarrestar el 2.5 por ciento de aranceles que ahora tendrá que pagar.

El director general del Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior (Comce), Fernando Ruiz,  dijo que si México no cumple con el tema salarial, podría pagar un impuesto de 2.5 por ciento en sus exportaciones automotrices, a través del mecanismo de la nación más favorecida de la Organización Mundial de Comercio.

El director general del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (Idic), José Luis de la Cruz, mencionó que después de que México aceptó esta disposición, deberá contar con una política distinta que permita beneficiarse de lo que se terminó negociando.

  • El Dato: De mantenerse un tratado bilateral entre México y Estados Unidos le restaría competitividad a la región, dicen analistas.

Detalló que un ejemplo de ello, es que como la nueva disposición especifica un mayor requerimiento de contenido nacional y regional, implicaría que México se vuelva proveedor de insumos intermedios, lo cual significaría una oportunidad para elevar la competitividad y productividad del sector, con mayor valor agregado.

“México se volvería proveedor de esos insumos, aumentando su capacidad tecnológica y eso va a reclamar una política industrial distinta en ese sector, a la aplicada hasta ahorita, la cual ha estado muy dominada por la maquila y las manufacturas que llegan de otras regiones del mundo”, destacó en entrevista con La Razón.

No obstante, en uno de los términos de la regla de origen, se especifica que 40 por ciento de la producción de un automóvil, deberá ser producida en una región en la que los salarios sean mayores a 16 dólares la hora, lo cual sólo beneficia a Estados Unidos y Canadá.

Respecto a ello, existen dos alternativas; que México se beneficie más de la producción de partes y piezas; o que aumente su capacidad de transformación para otorgar valor agregado a las exportaciones.

De La Cruz refirió que la mayoría de los salarios por encima de esta cifra, se otorgarán en la parte de innovación tecnológica, o del diseño, por lo que México estará obligado a aumentar su capacidad de transformación y así generar mayores salarios, o reducir costos de energía o logística.

Gráfico: La Razón de México

Menos manipulación de divisas con TLCAN

Estados Unidos y México se comprometieron a mantener la transparencia sobre cómo manejan sus monedas, como parte de su acuerdo comercial, una medida que podría establecer un precedente, de acuerdo con el secretario de Economía, Ildelfonso Guajardo.

Según Bloomberg, el pacto con México agregará una cláusula que compromete a los países a la transparencia en asuntos cambiarios, es decir, la provisión de divisas pretende ser una “señal” para otros países fuera de América del Norte, que puedan haber manipulado sus monedas, y agregó que habrá un sistema para resolver disputas por cuestiones de tipo de cambio.

Guajardo sugirió que las disputas sobre la transparencia de la moneda podrían llevarse a cabo bajo el proceso de liquidación de estado a estado, del Capítulo 20.

No es probable que el lenguaje monetario afecte la formulación de políticas entre las naciones del  TLC, las cuales tienen tipos de cambio libremente flotantes. Y los países ya se han comprometido con frecuencia a evitar prácticas cambiarias injustas.

 

Compartir